Por Cristofer García
19 diciembre, 2019

El pequeño recorrió un cuarto de milla en su coche hasta que encontró ayuda.

Stefan Snowden sabía que su padre estaba mal y decidió ir por ayuda.

El pequeño de tres años de edad tomó su camioneta de juguete y salió de la casa para que alguien lo auxiliara en la emergencia que atravesaba. El padre de Stefan había sufrido una convulsión.

Se subió en vehículo rojo de bomberos y no tardó en ser visto por los vecinos cuando empujaba el piso para desplazarse. Una mujer detuvo el tráfico para auxiliarlo, mientras otra se hizo cargo del chiquillo, lo llevo consigo a su casa y llamó a la policía para conocer de dónde venía el niño que parecía extraviado.

En ese momento, Stefan ya había alcanzado a recorrer un cuarto de milla en busca de ayuda para su padre, Marc, de 28 años. Logró atravesar un camino rural con el pequeño coche.

De acuerdo a la publicación de Daily Mail, testigos vieron al chiquillo atravesarse entre los carros hasta que fue auxiliado. El caso es que, al momento que su padre comenzó a convulsionar, en la casa tampoco se encontraba Carla Neve, la madre de Stefan, quien había salió a hacer un recado. Stefan supo que era su responsabilidad ir por la ayuda.

Daily Mail

“Marc sufre de epilepsia. Estaba en el sofá y pierde el conocimiento cuando tiene una convulsión. Stefan sabe cómo salir por la puerta principal y debe haber ido a buscar su camioneta”

Carla Neve, madre de Stefan a Daily Mail

Los vecinos de Stefan se dirigieron por cada una de las puertas hasta encontrar la casa del pequeño, en la cual ya se encontraba su madre con una ambulancia para su esposo. “Definitivamente iba a buscar ayuda”, continuó Neve, “cuando hablamos con la policía, Stefan dijo: ‘Papá estaba mal'”.

“Estamos muy orgullosos de él y agradecidos con las dos damas … sufro convulsiones debido a mi epilepsia, por lo que es potencialmente mortal si tengo una cuando estoy solo. Estoy muy orgulloso de Stefan”

El padre de Stefan a Daily Mail

Daily Mail

Según reseñó este medio británico, la inspectora de la policía de Lincolnshare, Rachel Blackwell, de la policía comentó que “la acción de la segunda mujer que abrió su casa fue increíble. Ella entretuvo al niño mientras la primera mujer intentaba localizar a su familia”. Ahora la familia del pequeño Stefan lo recuerda como todo un héroe luego de su comprobada valentía.

Puede interesarte