Por Alejandro Basulto
26 junio, 2019

El anciano se encontraba haciendo frente al fallecimiento de su esposa, cuando su nieto lo invitó a vacacionar a España. Le encantó la fiesta e incluso fue con su bastón.

Perder a la mujer que uno ama es uno de los momentos más dolorosos de la vida. Y así lo sintió el abuelo Denis, quien se encontraba sumamente deprimido tras el fallecimiento de su esposa, Norma. Tanto así, que en un instante pensó que ya no tenía mucho porqué vivir. La vida sin ella no le hacía sentido.

LADbible

Fue en ese estado en el que lo encontró su nieto Jake Kill, de 22 años, quien inspirado en las vacaciones familiares que vivió en la ciudad costera de Denia, cerca de Benidorm, donde vive su abuelo Denis, decidió mudarse allá para estar junto a él.

«Desde la edad de 11 años, pasé todos los veranos en Denia con mi familia; me enamoré de la zona (…) El hecho de que mis abuelos habían estado yendo allí durante años, para mí era como estar en casa. Mi familia siempre estaba allí; todo lo que amo me encanta. Para mí es un hogar lejos de casa»

– contó Jake a LADbible.

LADbible

Y empezaron a vivir juntos. La semanas pasaron como uno esperaría: ambos jugando a las cartas, relajándose en la playa y tomando harto sol. Sin olvidar, que como es típico en los ancianos, Denis aprovechó de contarle a su querido nieto algunas viejas historias de guerra.

Pero todo cambió en la última noche de sus vacaciones en España. Cuando pareció irse de control. Debido a que después de unos tragos, abuelo y nieto se dirigieron a unas discotecas que conocía Jake.

 «¡Pensé, wow! Esto realmente está sucediendo. Así que caminamos hacia el club, mi abuelo tenía su bastón y su abrigo, y había mucha gente mirando, claramente hablando de nosotros (…) Mi abuelo estaba tan feliz de disfrutar la música, beber y mirar a todos»

– comentó Jake.

LADbible

Fue realmente una noche que increíble, que nunca olvidarán. Y que por suerte, la aprovecharon un montón, debido a que recién regresaron a sus camas a las 4:30 am. Las vacaciones los hizo más cercanos que nunca. Y Denis pasó de estar en un estado inconsolable, a querer volver a salir los más pronto posible otra vez de vacaciones con su nieto.

Puede interesarte