Por Catalina Yob
21 junio, 2017

Su actuar llamó por completo la atención del resto de la tripulación abordo.

Una pasajera registró un emotivo momento que despertó la atención de la tripulación abordo de un vuelo con destino a Atlanta, en Estados Unidos. Y es que la amabilidad con la que actuó el hombre de identidad desconocida, conmovió a la mujer involucrada y a los demás pasajeros que observan atentos la reacción de ella.

Mientras el silencio se apoderaba de la aeronave, un pequeño bebé comenzó a llorar sin cesar provocando el malestar generalizado de los pasajeros. Su madre, quien está embarazada, se encontraba sola en el vuelo por lo que intentó calmarlo con los juguetes que logró encontrar en su bolso.

Tonya Latorre / Imagen de referencia
David Lytle

Fue allí cuando un hombre desconocido se acercó hasta donde se ubicaba la mujer con su hijo y le ofreció ayudarla. Explicándole que él también era padre, tomó a su pequeño entre sus brazos y lo alzó en el pasillo para calmar su desenfrenado llanto.

Según el testimonio de la pasajero que capturó el maravilloso momento, el hombre mantuvo al niño entre sus brazos la mayor parte del tiempo. Desde Minneapolis hasta Atlanta, el hombre intentó distraer al pequeño de las turbulencias y del silencio que inundaba la aeronave.

 

On a flight back to Georgia, this man, who was a stranger to this woman, offered to help her because she was pregnant…

Posted by GAFollowers – Everything Georgia on Tuesday, September 6, 2016

“En un viaje de regreso este hombre, quien era un desconocido para la mujer, se ofreció a ayudarla porque estaba embarazada y sola en el vuelo y su pequeño hijo no dejaba de llorar.

Él le dijo que también era padre y quería ayudarla para que ella pudiera descansar. Él camino por el pasillo durante la mayor parte del tiempo del viaje desde Minneapolis hasta Atlanta, calmando al hijo de la mujer como si fuera un hijo propio”.

La pasajera, identificada como Angela Byrd, se mostró completamente conmovida al presenciar tal gesto de humanidad, luego de difundir la historia a través de Facebook manifestó que el hecho le había demostrado que aún existe gente amable en el mundo.

“Rompí en llanto, no porque él era blanco y ella era negra, sino que porque esto me demostró que aún existen personas buenas en este mundo”.

Puede interesarte