No sabía qué hacer.

Brixton Márquez nació dos meses antes de lo esperado. Sus papás, Liz y Brian, se esmeraron en darle todos los cuidados que pudieron mientras estaba en la Unidad de Cuidado Intensivo del hospital. Sin embargo, un brusco juego del destino arrebataría la vida a Liz a causa de un infarto inesperado y dejaría a Brian solo a cargo de sus -ahora- 5 hijos.

Brixton se alimentaba aún de leche materna cuando Liz murió, y en eso fue lo primero que pensó Khristina Pulistar, una amiga “virtual” de Liz. Se conocieron gracias a un grupo de mamás en Facebook y habían compartido sus experiencias.

YouTube.

“Mi primer pensamiento fue el bebé, y sabía que ella estaba usando su leche para Brixton y comencé a buscar donantes de leche (…) Tenemos muchas mamás locales que están donando, otras que están conduciendo para recolectarla y guardarla”.

-Khristina Pulistar-

Khristina quería ayudar (¡y lo hizo!), pero hay un pensamiento que vuelve a ella y amarga la situación:

“(Brixton) no va a conocer su tacto, su risa”.

-Khristina Pulistar, citada en WPTV-

YouTube.

Para Brian el apoyo y la ayuda del grupo de mamás que se convirtió en su red de apoyo ha sido inesperado:

“Ella no salía mucho de la casa, así que ver que estaba conectada con una norme comunidad e madres alrededor del mundo es muy lindo”.

-Brian Marquez, citado en WPTV-

Para Brian, la ayuda es una especie de regalo por las buenas acciones de Liz durante su vida. Incluso tras su muerte, decidió donar sus pulmones, riñones, hígado y corazón.

“Muestra que existe algo llamado karma. Tú haces el bien y vuelve multiplicado”.

-Brian Marquez, citado en WPTV-

Puede interesarte