Por Alvaro Valenzuela
9 octubre, 2015

Parte de él todavía vivía en el cuerpo de un hombre agradecido

Daniel Titley nació con un grave problema al corazón. Los doctores no le habían dado muchos meses de vida tras su complicado nacimiento, sin embargo, tras muchas operaciones y cirugías logró hacerlo. Pero necesitaba un corazón nuevo para mantenerse sano y recién lo recibió a los 11 años gracias a la donación de un chico de 14 años que había fallecido en un accidente de tránsito mientras conducía su bicicleta.

[videojs mp4=»http://www.upsocl.com/wp-content/uploads/2015/10/Daniel-Titley.mp4″ preload=»true» poster=»http://www.upsocl.com/wp-content/uploads/2015/10/safe_image47.jpg» width=»auto» height=»410″ controls=»true»]

Titley siempre estuvo muy agradecido de la persona que le había entregado una segunda oportunidad de vida y quiso saber más sobre ella. Y recién a los 35 años supo el nombre del chico: Stephen Norris. El de la izquierda es Daniel Titley a los 11 años y el donante, es el de la derecha.

transplante

cascadenews.co.uk

Luego, decidió ir a agradecerle a la familia del chico por haberle salvado su vida y por haber sido tan generosos. En un principio dudó, porque sabía que era una situación difícil pues haría que la familia volviera a revivir ese momento doloroso. Pero de todas formas decidió que tenía que hacerlo y gracias a un programa de televisión local Titley logró contactarse.

La madre del chico, Gillian Norris aceptó y fue a la reunión.

2AC243FC00000578-3171232-image-a-2_1437591356755

Real Stories with Ranvir Singh

 Y cuando se abrazaron, ella no sólo escuchó agradecida el reconocimiento de Daniel. También escuchó el corazón de su hijo de latir, 23 años después de su muerte.

La reunión de Gillian y Titley fue una gran forma de concientizar y motivar a las persona a donar órganos pues una vida que se va puede salvar a otra. A pesar de lo duro que es perder a un ser querido, ayudar a otra persona puede ayudar a mitigar el dolor.

«Saber que allá afuera hay personas a las que se les dio más tiempo de vida, que no hubieran tenido sin un donante, es un consuelo para mí».

Gillian Norris en entrevista a ITV

2AC243F300000578-0-image-a-1_1437591326194

Real Stories with Ranvir Singh

Una linda e inspiradora historia que espero pueda derribar algunos mitos que existen sobre la donación de órganos y motive a la gente a hacerlo. En todos los países del mundo hay largas listas de espera por órganos y a veces sólo hacen falta personas caritativas como la familia Norris para salvar una vida.

Puede interesarte