Por Alvaro Valenzuela
29 Noviembre, 2016

Una historia digna de un drama que te romperá el corazón.

Logan Hunt no tuvo una infancia fácil. Cuando era un niño fue puesto en adopción tras vivir abandonado por sus padres. Lo único que quería era una familia y justo cuando encontró una que lo acogió, esta terminó dándole la espalda y lo rechazaron. Pero después de mucho sufrimiento su triste historia daría un vuelco increíble.

Pasó toda una década dando botes entre hogares de acogida donde no era feliz. A los 18 años, cuando fue lo suficientemente maduro para salir del cuidado del estado, no tuvo adonde ir más que a la calle.

Hunt comenzó a vivir dentro de un coche. Lo único que quería era una familia y una casa para compartir. No le importaba que fuera en una mansión o en una choza, lo único que quería era cariño.

A los 19 años decidió buscar a su hermana biológica llamada Shyann. Él sabía que había sido adoptada cuando era niña y que probablemente era su única familia en el mundo. Cuando logró encontrarla algo increíble sucedió: el padre adoptivo de ella y su familia comenzó a encariñarse con él. Y tras ganarse su confianza y su amor también se ganó un espacio en su hogar. Finalmente también fue adoptado y encontró su lugar en el mundo.

Aunque Hunt ya era un adulto quisieron hacerlo oficial y fueron todos a la corte a legalizar esta hermosa familia. Mira más detalles de la historia en este inspirador video:

Un largo drama que terminó con un final feliz.

Te puede interesar