Por Diego Cid
16 Junio, 2017

¿Por qué haría algo así en su día?

Jess Nakrayko y Jessica Kieley han sido amigas desde muy jóvenes, cuando ambas asistían a la escuela primaria. Por eso, es natural que siempre estén muy preocupadas la una de la otra y se deseen el mejor de los éxitos en la vida. Por esta misma razón, Jessica fue una de las damas de honor de Jess en el día de su boda en abril de 2017.

Aunque la distancia intentó separarlas y ambas viven en lugares totalmente opuestos en Canadá, esto no fue impedimento para que le acompañara en su boda en Jamaica.

Jessica y Jess:

Sin embargo, y por el profundo amor que le tiene, Jess decidió dar un momento de alegría a su amiga, incluso durante su propia boda que, se supone, sólo debía enfocarse en la pareja celebrada.

Sí, a pesar de que siempre se ha educado que no se debe quitar el centro de atención de la novia, a ella no le importó y decidió “conspirar” con el novio de Jessica para que él también tuviera la ocasión de realizar una amorosa propuesta.

rossdancephotography.com

Adam, quién quería proponerle matrimonio a Jessica, no deseaba interrumpir la boda de Jess. A Jess eso no le importó y le propuso una mejor forma de llevarlo a cabo. Su esposo también motivó a Adam y le dijo que no había problema alguno.

A la hora de lanzar el ramo, caminó hacia Jessica y se lo pasó en la mano. Adam estaba detrás.

“Ella es mi mejor amiga y mi dama de honor. Se merecía un gran agradecimiento por todo lo que ha hecho por mí, así que esta fue una forma de mostrarle qué tan afortunada soy de tenerla, al compartir mi gran día con ella”.

Jess Nakrayko.

rossdancephotography.com
rossdancephotography.com
rossdancephotography.com

Sí, bueno, se les corrió mucho el maquillaje con la lluvia de lágrimas tomó lugar.

rossdancephotography.com

Y sí, claro que aceptó.

rossdancephotography.com

Sin duda una forma muy noble de compartir el gran día y lo mejor es que ¡ahora serán dos bodas las que se habrán celebrado!

Te puede interesar