Por Daniela Morano
4 abril, 2018

“Además el tema principal es que tu panza se ve más que la mía y eso es raro,” le escribió él.

Shelby Johnson, como muchas chicas, sabe lo que es luchar con la imagen que tiene de sí misma. No es raro que una siempre sienta que tiene algo demás, y la batalla por aceptar el cuerpo propio tal cual como es es larga. Lamentablemente en su caso, fue su novio quien se interpuso entre ella y el amor propio con crueles mensajes de texto.

Shelby pesa sólo 54 kilos pero su pareja le dijo que estaba “subiendo” y que debía perder peso pues ya no se sentía tan atraído hacia ella.

“Peso 54 kilos. He pesado eso hace 5 meses. Mi pareja me dijo esto. ¿Estoy siendo exagerada por sentirme mal por esto? Estoy perdida y no entiendo como alguien que dice quererme puede decirme eso”.

Como no sabía qué hacer, tomó una foto de los mensajes que recibió y pidió ayuda:

“Poso en las fotos para verme de cierta manera bebé… siempre he tenido panza. Siempre.

Está más grande quizás.

Pero no sé cómo quieres que me vea… estoy preocupada.

No quiero sentir como que debo verme de cierta manera por ti.

 

“Como te ves en todas tus fotos de instagram hasta que te conocí.

Así es como te conocí.

Además el tema principal es que tu panza se ve más que la mía y eso es raro.

 

“Peso literalmente 2 kilos más que en esas fotos.

Wow…okay…

“Si no es como que no te haya dicho que estabas subiendo de peso y deberías perderlo.

¿Te sientes menos atraído hacia mi? Sé honesto.

No creo, pero sí si sigue ocurriendo. Lo he notado, pero no me afecta. Pero definitivamente te está saliendo una panza de cerveza bebé”.

Cualquiera tiene derecho a sentirse ofendido por estos mensajes, y sin duda Shelby sintió que estaba siendo juzgada por la razones equivocadas.

En twitter contó que desde que era una adolescente que luchaba con temas de peso, y una vez llegó a pesar 36 kilos tras lo cual fue al médico. No lograba subir de peso y ellos no podían entender porqué le era tan difícil mantenerse.

“A los 20, comencé a subir de peso. Cuando lo hice, jamás me había sentido más sana. Trabajé duro por este cuerpo. Peso 54 kilos de crecimiento personal”.

Su tweet fue compartido miles de veces y finalmente rompió con su novio, quien se lo tenía bien merecido. Claro que aseguró que no todo fue Twitter, sino que con ayuda de su terapeuta, llegó a la conclusión de que era mejor “seguir adelante”.

 

 

Puede interesarte