Por Javiera González Ruiz
3 septiembre, 2018

Con ayuda de las enfermeras, su hija lo sorprendió en el hospital y le dejó claro que no se perderían el baile juntos.

Para cualquier novia, ser entregada en el altar por su padre es uno de los momentos más emocionantes de la boda. Sin embargo, para Janea, de Ohio, parecía imposible que su padre lo hiciera, pues solo días antes de la ceremonia, había sido hospitalizado grave en un hospital.

A Steve Price le habían diagnosticado pancreatitis y debía quedar bajo los cuidados de las enfermeras por varios días. Y si bien toda la familia tuvo la esperanza de que mejoraría para asistir a la boda, no fue así. 

Muchos les sugirieron atrasar la celebración, sobre todo porque sería la primera de las cuatro hijas de Steve en casarse dentro del granero de 100 años que él mismo había estado trabajando durante gran tiempo para restaurarlo y así pudieran festejar el matrimonio… Sin embargo, ya estaba todo planeado y suspenderlo hubiese sido una real tragedia.

Pero a Janea se le ocurrió una solución para que su padre no se perdiera el importantísimo día… y junto a las enfermeras, planeó una sorpresa que de seguro el hombre nunca olvidará.

Facebook @The Ohio State University Wexner Medical Center
Facebook @The Ohio State University Wexner Medical Center

Horas antes de que comenzara la ceremonia, la novia entró al Wexner Medical Center para visitar a su padre, que había sido engañado por las enfermeras y creía que lo llevarían a tomarse una radiografía. Sin embargo, al salir de su habitación, descubrió a Janea vestida de novia lista para bailar con él.

Al verla, no pudo contener las lágrimas de emoción.

Facebook @The Ohio State University Wexner Medical Center

Los dos bailaron “No será así durante mucho tiempo” de Darius Rucker y rápidamente la emoción se transformó en risas para la familia, que también quiso formar parte de la sorpresa.

Facebook @The Ohio State University Wexner Medical Center
Facebook @The Ohio State University Wexner Medical Center

Aunque no terminó allí, pues luego de que ella abandonara el hospital para ir al granero, como sabía que para su padre era muy difícil no llevarla al altar, con la ayuda de un iPad y una cámara, Steve pudo asistir a la boda virtualmente.

Facebook @The Ohio State University Wexner Medical Center

Mira aquí el emocionante momento cuando ve a su hija de novia:

Puede interesarte