Por Javiera Spröhnle
8 marzo, 2017

Su superior le dijo que estuviese tranquila, que todo estaría bien porque él caminaría con ella.

La banquera de Taiwán Jennifer y su pareja Sam llevaban 11 años juntas cuando decidieron por fin dar el siguiente paso: contraer matrimonio. Lamentablemente no fue una decisión fácil ya que le temían a la reacción de los padres de Jennifer, quienes siempre había estado fuertemente en contra de su relación.

«Cada vez que mi padre ve a Sam, la empuja y le dice que se pierda»

– Jennifer –

Youtube

Por esta misma razón, Jennifer había temido contar su verdadera situación sentimental en su trabajo en el Banco HSBC, durante años. Pero, cuando comenzó a hacer los preparativos del gran día pensó que era el momento indicado para transparentarlo. Para su sorpresa, todos se lo tomaron de maravilla e incluso algunos colegas, incluyendo su jefe, asistieron al gran día.

Por desgracia, el día de la boda no estuvo exento de malos ratos, pues, el padre de Jennifer se negó a ir e incluso a caminarla por el altar.

Youtube

Afortunadamente hay personas en este mundo con mucho más criterio y con el corazón lo suficientemente grande como para remediar ese desafortunado hecho. John Li, CEO de HSBC y jefe de Jennifer, le dijo que estuviese tranquila, que él la caminaría por el altar.

La ceremonia, aunque fue sólo algo representativo ya que los matrimonios del mismo sexo aún no son legalizados en Taiwán, terminó siendo todo un éxito: hermosa y muy conmovedora.

Jennifer y Sam dicen que esperan que sus acciones inspiren a las personas y que por sobre todo fomenten el respeto entre las diferentes comunidades.

Puede interesarte