Por Daniela Morano
10 octubre, 2018

El compañero de Kendall conducía ebrio camino a apagar un incendio junto al Departamento de Bomberos. Su destino fue fatal, sin embargo, Jessica honra el pacto que hicieron antes de su partida.

El momento en que una pareja decide comprometerse para casarse, hombre y mujer aceptan unir sus vidas por siempre. Es también uno de los momentos más felices en su historia como novios, pues le demuestran a todo el mundo que su amor es tan grande que están dispuestos a sobrellevar todo de la mano del otro, sin importar lo que pase.

Jessica Padgett y Kendall James Murphy se comprometieron el año 2017. Kendall trabajaba como bombero, motivo por el que una noche salió junto a su compañero, Colby Blake, a atender una emergencia en Montgomery, Indiana.

Facebook Jessica Padgett
Facebook Jessica Padgett

Sin saberlo, Colby había bebido alcohol e iba manejando el carro que chocó contra otros tres coches esa noche. Al realizarle una prueba de alcohol, oficiales comprobaron que su nivel superaba los .21%, siendo 0.8% el nivel legal para conducir.

Colby no salió herido, pero Kendall falleció en el momento de la colisión.

Loving Life Photography
Loving Life Photography

Él y Jessica no llegaron a casarse, pero ella quiso rendirle un especial homenaje el día que habían fijado para contraer matrimonio.

Loving Life Photography
Loving Life Photography

Vestida de novia y en el cementerio, Jessica posó junto a las botas de Kendall, su tumba, y su ropa de bombero. En ellas, abraza las pertenencias de su novio haciendo “que algo roto se vea hermoso e invencible. Caminó con el universo en sus hombros y lo hizo ver como un par de alas”, dijo la fotógrafa.

Su dama de honor y padrino dieron un breve discurso junto a su tumba, con familiares y amigos presentes.

Loving Life Photography
Loving Life Photography

Murphy fue voluntario del departamento de bomberos desde junio del 2016.

Puede interesarte