Por Alvaro Valenzuela
11 agosto, 2018

El bebé viajaba en el asiento trasero del vehículo, en su silla especial.

Pamela Russo estaba conduciendo por una autopista de la ciudad de Miami cuando de pronto su sobrino de cincos meses de edad, quién iba en el asiento trasero en una silla para bebés, dejó de llorar. Para muchos esto hubiera sido algo positivo pero Russo percibió que algo andaba mal así que se estacionó en el carril más cercano a la acera y se bajó a ver que sucedía. Cuando vio que el niño no respiraba y su piel se estaba poniendo azul, lo sacó del asiento e intentó llamar al 911 pero no lo logró. Entonces se bajó del auto comenzó a gritar por ayuda y le dio primeros auxilios al bebé:

Tuvo una gran reacción y por suerte sabía algo de primeros auxilios porque fue suficiente para salvarle la vida al bebé. Creo que en las escuelas de todo el mundo se deberían impartir cursos de atención de emergencias o cursos básicos de primeros auxilios. Se podrían evitar muchos accidentes.

¿Cómo habrías reaccionado tú?

Puede interesarte