Y su porcentaje de grasa se redujo a la mitad.

Muchas personas se dejan estar con su peso. Incluso hay algunos a los que no les afecta para nada su apariencia física, pero no se trata solo de eso. La salud, que es lo más importante, suele verse afectada por malos hábitos alimenticios y además por el sedentarismo, y -en ocasiones- los síntomas no se notan hasta que es demasiado tarde.

Adrián Thomas es un hombre que fue diagnosticado con una compleja enfermedad.

Se trata de cetoacidosis, un tipo de diabetes que puede ser mortal si no se trata adecuadamente.

PH

Todo fue culpa de su alimentación y estilo de vida.

Resulta que a Adrián, de 28 años, solían encantarle los deportes. Jugaba fútbol, corría y además asistía a clases de artes marciales. Pero tres lesiones en la rodilla cambiaron toda su vida.

Tuvo que permanecer en reposo durante bastante tiempo, así que comenzó a deprimirse. Perdió su círculo de amistades, y por aburrimiento, se dedicó a comer.

PH

“Mi ropa dejó de encajarme y fue incómodo. Podía mirar hacia abajo y solo ver rollos de grasa que nunca había tenido antes. Fue en ese momento cuando pensé que debía actuar ahora mismo” contó Adrian.

Un año después de la cirugía final que reparó sus lesiones, decidió seguir el programa de transformación de Ryan Terry, el embajador de USN Nutrition. Estaba especialmente motivado por bajar de peso e intentar mejorar su diabetes tipo 1, así como aumentar la fuerza en las piernas.

PH

Así que comenzó a correr entre 2 y 4 horas a la semana, acompañado de entrenamiento en el gimnasio. Según cuenta, “al final del desafío de 12 semanas, estaba en la mejor forma en la que he estado. El objetivo era ponerse en forma y más liviano“.

Aunque la alimentación también tuvo un papel clave en su transformación. Comenzó a eliminar los carbohidratos y ahora cena carnes blancas y arroz integral. Además come refrigerios basados en proteínas.

PH

“Realmente comencé a considerar la descomposición de macronutrientes de mi dieta y comencé a usar MyFitnessPal que me ayudó a controlar lo que estaba comiendo”, explicó. Y así llegó a pesar 79 kilos, 14 kilos menos de los que solía pesar. Y redujo su porcentaje de grasa corporal de un 27,1% a 14,4%.

PH

No basta sólo con desear el cambio, hay que empezarlo.

Puede interesarte