Por Elena Cortés
27 septiembre, 2018

Porque sip, el destino existe.

Para todos los románticos que creen en el destino y aman «Romeo y Julieta», esta historia les llenará el corazón por completo. Todo comenzó en una sala de partos cuando Morgan estaba a punto de conocer por primera vez a su bebé, después de 9 largos meses. 18 horas después, el destino quiso que nadie olvidara ese día y decidió que Christiana también entrara en labores de parto para por fin conocer a su hijita.

Dos mamás que nunca se han conocido fueron unidas por el destino cuando ambas dieron, con 18 horas de diferencia, a luz a sus hermosos hijos.

Facebook

Todo parece haber estado planeado, pero no… Morgan y Edwin Hernandez nombraron a su hijo Romeo. Y Christiana Shifflet y Allan nombraron a la suya Julieta. Con 18 horas de distancia en nacimiento, ambos fueron colocados uno al lado del otro después de llegar a este mundo.

Facebook

¡Sí, sus bebés se llaman Romeo y Julieta!

Por mágicas cosas de la vida, estos dos «tortolitos» le dijeron hola al primer rayo de luz que han visto… juntos.  Vaya, vaya Shakespeare, quién imaginó que serías vidente. 

La increíble historia ha sido compartida por Love What Matters:

"Sunday afternoon in Bluffton, South Carolina at 2:06pm, Morgan and Edwin Hernandez welcomed their baby into the world…

Posted by Love What Matters on Monday, March 20, 2017

El domingo en la tarde en Bluffon, Carolina del Sur, a las 2:06 p.m, Morgan y Edwin Hernandez le dieron la bienvenida al mundo a su hijo y lo nombraron Romeo. 18 horas y 8 minutos después, en la habitación al costado de ellos, Christiana y Allan Shifflett recibieron a su hija y la nombraron… Julieta. Ambas parejas de padres escogieron estos nombres durante el embarazo y ninguno de los cuatro se ha conocido anteriormente, hasta el día de hoy. Los bebés nacieron con mucho cabello, y ya son la pareja más linda. 

Hasta ahora, la publicación cuenta hasta el momento con más de 62 mil «me gusta», más de 5 mil compartidos y más de mil comentarios. 

¡No puede ser!

Facebook

Pura perfección estos dos… La pregunta es, ¿llegarán a ser novios?

¡El tiempo lo dirá!

Puede interesarte