Por Cristofer García
11 febrero, 2020

A Newt de 16 años ahora le ha tocado estudiar en casa, pero no se rinde hasta regalarle una peluca a su hermana que ha perdido su cabello al someterse a quimioterapias.

Newt Johnson tiene 16 años y quiere dejar crecer su cabello por una noble causa de solidaridad, a pesar de las amenazas de suspenderlo en el colegio. Su hermana menor, Maggie, debido a tratamientos de quimioterapias perdió parte de su roja cabellera, por lo cual Newt decidió acompañarla en este proceso.

Es estudiante de secundaria de Texas y no teme ningún tipo de suspensión por apoyar a su hermana. Maggie, según NBCnews, fue diagnosticada  con una enfermedad autoinmune que afecta sus riñones, por lo cual debió someterse a distintos tratamientos. Esto motivó a su hermano mayor a dejar crecer su cabello para hacerle una peluca a ella.

Alan Johnson

«A finales de la semana pasada Maggie de repente se enfermó muy enferma y fue admitido en Unidad de Cuidados Intensivos en el hospital infantil Santa Rosa en San Antonio por fallo renal. Anoche la familia recibió noticias de que tiene una rara enfermedad autoinmune llamada granulomatosis con poliangiito. Los médicos deben saber hoy el alcance de su daño renal y si un trasplante será necesario».

Distrito Escolar Independiente de Poth en Facebook.

Alan Johnson

El cabello de Newt, que está en proceso de crecimiento, ya mide unos 15 centímetros de largo. Por ello, el padre de ambos chicos, Alan Johnson, contó que al joven le advirtieron en la Poth High School que tendría que cortarse el pelo o no podría entrar a clases.

De acuerdo al manual del estudiante del Distrito Escolar Independiente de Poth establece que «el cabello de los estudiantes varones no debe extenderse más allá de la abertura de la oreja a los lados ni más allá de la parte superior del cuello de una camisa de vestir en la espalda». Sin embargo, el directo está al tanto de la razón por la cual el joven se niega a cortar su cabello.

Alan Johnson

Según NBCnews, cuando Newt regresó a la escuela después de las vacaciones, los directivos contactaron a su madre, Jamie Mathis-Johnson, a quien le dijeron que necesitaba recogerlo porque no tenía el cabello cortado. Cuando llegó, habló con el director y le preguntó si su hijo estaba siendo expulsado de la escuela.

«Él dijo: ‘No, él puede regresar cuando se corte el cabello. Lo obligaron a irse, sabían que no iba a cortarse el pelo», contó el padre de Newt.

Alan Johnson

Sin embargo, el instituto alega que se ha apegado al código de vestimenta para tomar la decisión y cuestionó la actitud de la familia en un comunicado, en el cual expusieron que «las políticas aprobadas de integridad y aprobadas por la junta están siendo difamadas y retorcidas en las redes sociales».

«Hubo una vía y un proceso para buscar una solución al problema que los padres decidieron no tomar, lo que negó la oportunidad de una resolución diferente», dijo la declaración firmada por la superintendente Paula Renken.

Alan Johnson

Quedó fuera de los informes de los medios locales la cantidad de dinero que se recaudó para la familia Johnson, dijo el superintendente en el comunicado, al tiempo que expresó su apoyo al manejo del asunto por parte del director Todd Deaver y la aplicación de la «vestimenta conservadora del distrito», según NBCnews.

No obstante, los padres afirmaron que nunca se les ofreció una conversación con el superintendente y que solo retiró a su hijo de la escuela después de que el adolescente fue reportado a un oficial de absentismo escolar.

Pero, aunque al joven Newt le prohíban ingresar a clases por su largo cabello, el chico no se va a rendir en apoyar a su hermana en este momento tan difícil y ha debido estudiar en casa. Él le va a regalar su peluca.

Esta valiente decisión de su hijo ha hecho enorgullecer a su padre, que, además, deben preocuparse por la enfermedad que atraviesa su hija. «Si está decidido y eso es lo que cree, entonces eso es lo que puede hacer. Estoy orgulloso de él. Es decepcionante haber llegado a esto. Nadie quiere que suceda algo como esto. Pero él ama tanto a su hermana, que está decidido a ayudarla».

Alan Johnson

Otro caso similar ocurrió recientemente cuando un joven también de Texas, De’Andre Arnold a quien le querían impedir asistir a su graduación si no se cortaba las rastas para cumplir con el código de vestimenta de su distrito escolar. Esto llevó a Arnold a retirarse de la Escuela Secundaria Barbers Hill en Mont Belvieu.

Por ello, Alan Johnson comparó el caso de su hijo y el de Arnold como similares.

«¿Cómo vas a decirle a un joven que no puede tener el pelo largo? Creo que los distritos escolares tienen muchos otros problemas que son mucho más apremiantes que la forma en que un joven usa su cabello», dijo a NBCnews.

Puede interesarte