Por Cristofer García
19 febrero, 2020

A este taxista se le hizo extraño que alguien fuera a retirar esa cantidad en efectivo. Al darse cuenta que era una estafa, la llevó a la policía.

No es común que alguien vaya al banco a retirar 25.000 dólares y menos cuando esa persona tiene 92 años. Se presume que podría resultar como víctima de alguna estafa, por lo vulnerable que se puede ser a esta edad. Así lo interpretó un taxista en California, quien ayudó a una anciana ante una situación que pudo terminar en un robo.

Ella pidió un taxi para que la llevara a retirar esta alta suma de dinero en efectivo e inmediatamente el conductor se alarmó. Rajbir Singh se encargó de buscar a la dama en Roseville, California, cuando comenzó a charlar con ella como si nada, cuando le comentó que iba a retirar dinero para pagar una deuda del Servicio de Impuestos Internos.

Policía de Roseville

Él, al notar la extrañeza de la situación, le pidió que reconsiderara su decisión de sacar el dinero y se desvió a una estación de policía para pedir ayuda, según reseñó CNN.

“Soy un tipo honesto, y estas son personas mayores. Necesitan ayuda. Simplemente tenía sentido”, comentó dijo Singh, dueño de Roseville Cab, en conversación con CNN.

Policía de Roseville

Durante la conversación, el conductor logró descubrir que a la anciana un desconocido, que se hacía pasar por un empleado del Servicio de Impuestos Internos le había solicitado por teléfono esa suma de dinero. Además, ella quedó sin palabras cuando Singh preguntó si la persona era un familiar.

“Volvimos a llamar a este número y le pregunté al hombre: ‘¿Conoces a esta señora?’ Él dijo que no. Yo sabía que algo estaba mal”, dijo.

Unsplash

Fue en ese momento cuando decidió insistir y presionar al presunto estafador por teléfono. Le dijo que la señora tenía 92 años y que estaba nerviosa. Sin embargo, el hombre al otro lado de la línea telefónica colgó y bloqueó el número para que no pudieran llamarlo de nuevo.

No obstante, la mujer aún no confiaba en lo que le decía el taxista, por lo cual decidió tomar una mejor decisión y ambos fueron a una estación policial para fueran los oficiales los que le recomendaran a la anciana qué hacer.

Policía de Roseville

“Raj le suplicó a la mujer que lo reconsiderara, por lo que acordaron pasar por la estación de policía de Roseville para preguntarle a un oficial”, dijo el departamento de policía en una publicación en Facebook, en la cual reconocieron la admirable labor del taxista.

“Mientras la mujer esperó en el taxi, Raj entró en la estación y pidió hablar con un oficial. Esperó un tiempo pero finalmente pudo hablar con un oficial que luego habló con la mujer esperando en el taxi. Seguro lo suficiente, fue una estafa”, agregó el texto.

Después de hablar con el oficial, la mujer creyó que estaba siendo estafada y decidió no pagar a los estafadores. Raj llevó a la anciana de vuelta a casa.

Policía de Roseville

“Nos encanta esta historia porque, en varias ocasiones, Raj podría haber llevado a su cliente a su parada y no preocuparse por su bienestar (pero) se tomó un tiempo de su día y tuvo la gran previsión de llevar a la casi víctima a la estación de policía para una respuesta oficial”.

La mujer resultó salvada de una grane estafa mientras que el heroico taxista fue citado una semana luego en la misma estación policial, en donde le dieron una tarjeta de regalo de 50 dólares por su admirable manera de actuar.

Los ciudadanos como Rajbir Singh son los que necesita el mundo.

Puede interesarte