Por Cristofer García
11 febrero, 2021

“Estoy exactamente donde necesito estar y todo tiene un propósito, lo que soporté y el tiempo que me tomó me transformaron en la joven dama en la que me he convertido”, dijo Hazel Hael.

Alcanzar objetivos y lograr sueños no es una tarea fácil. Sin embargo, hay personas con más posibilidades que otras, gracias a su estatus social y económico, por lo cual, quienes cuentan con menos recursos deben hacer un esfuerzo doble. Pero no se dan por vencidos.

Así es el caso de Hazel Hael, una joven de Sudáfrica que a pesar de no tener mucho apoyo monetario, logró convertirse en una abogada de su país, con bastante esfuerzo.

Hazel Hael / Instagram

Al sentirse orgullosa de todo el proceso que atravesó, Hazel decidió contar su historia a través de su cuenta en la red social Instagram, donde afirmó que es algo que aún no siente real, por lo rápido que sucedió.

“Todo sigue siendo tan surrealista para mí, solo una chica de Eden Park que tuvo un sueño junto con la ambición y el impulso, pero lo más importante es un increíble apoyo de quienes atravesaron el fuego conmigo. Cuando uno habla de intensidad, Dios sabe que he sido intensa en este viaje para llegar con precisión a este punto“, dijo.

Hazel Hael / Instagram

“Nada y quiero decir que nada ha sido fácil, desde tarde en la noche estudiando en la universidad, sollozando por teléfono con mi mamá, haciendo que ella ore por mí por teléfono“, continuó.

Hazel tuvo que superar cada obstáculo que se le atravesó en el camino y no dejó que ninguno la doblegara. “Literalmente reprobé mi trabajo final (Ética) pero me negué a quedarme con esa nota. Estudié demasiado duro, simplemente no había manera. No fui a observación, obtuve la nota requerida para un oral y luego triunfé en ese oral”, contó.

Hazel Hael / Instagram

“A través de todo esto, el Señor ha sido fiel, ni siquiera puedo comenzar a mencionar cómo el Señor me ha beneficiado una y otra vez. Estoy muy agradecida, humilde y bendecida. El viaje de todos es tan diferente, nunca podremos compararnos con nuestros compañeros, cada uno tiene su propia carrera por correr”, expresó Hazel.

Hazel Hael / Instagram

“Estoy exactamente donde necesito estar y todo tiene un propósito, lo que soporté y el tiempo que me tomó me transformaron en la joven dama en la que me he convertido y estoy agradecida por cada experiencia, por las personas que conocí en el camino por las lecciones que aprendí, estoy muy orgullosa de mí misma“, enfatizó la joven.

Hazel Hael / Instagram

Fue un camino largo, pero ya es una abogada con su título en mano. “Ahora puedo llamarme oficialmente un abogada del Tribunal Superior, para Dios sea la gloria”, dijo.

Puede interesarte