Por Cristofer García
15 septiembre, 2020

Se fue luego de cumplir su sueño de inmortalizar su unión con el amor de su vida. “Fuiste tan valiente y fuerte y sé que hiciste todo lo posible para luchar”, dijo su novio.

Ashleigh Simrajh, de 23 años, perdió su batalla contra el cáncer poco después de casarse con el amor de su vida. Su lamentable caso se trató de un mal diagnóstico, que ahora dejó a esta familia devastada. Se despidió luego de cumplir su sueño.

Había sido diagnosticada con melanoma en etapa cuatro en 2019, luego de que un año antes un médico le dijera que el bulto en su pierna probablemente era una verruga. Sin embargo, debido a este error en detectar su enfermedad, su condición terminó por convertirse en cáncer terminal.

Familia Simrajh

Ashleigh tiene 23 años y sufre cáncer terminal debido a que un médico de cabecera y un especialista no realizaron pruebas básicas como una biopsia”, dice la campaña en Go Fund Me, creada para ayudarla en ese momento.

“Ella tiene la misión de dar a conocer su historia para que los jóvenes se revisen, pero también para incentivar el pedir segundas opiniones si aún no se está seguro. Eso le habría salvado la vida si lo hubiera hecho”, agrega.

Familia Simrajh

Cuando se enteraron del poco tiempo de vida que le quedaba a la joven, la familia planificó un emotivo matrimonio para que Ashleigh cumpliera el sueño de inmortalizar su amor con el compañero que estuvo a su lado todos estos tiempos difíciles.

Fue de hecho su esposo, Jason Hale, quien confirmó la muerte de Ashleigh pocos días después de ceremonia. Estaba completamente devastado por toda la situación, al perder a quien juró amar por toda la vida.

Familia Simrajh

“Las palabras no pueden describir el dolor que siento en este momento, estoy absolutamente devastado y mi corazón está completamente destrozado. Fuiste tan valiente y fuerte y sé que hiciste todo lo posible para luchar en esta batalla, no podrías haberlo intentado más duro de lo que lo hiciste. Estoy tan orgulloso de ti, nena”, dijo Hale en su cuenta en Facebook.

“Gracias por amarme tanto y hacerme sentir como si estuviera en la cima del mundo, es lo que cualquier hombre espera y sueña. Desde muy temprano tuviste un lugar especial en mi corazón y ese lugar especial siempre estará ahí para ti y solo para ti. ¡Habíamos planeado tanto! ¡Nos imaginamos tener niños viajando por el mundo y, lo más importante, envejeciendo juntos!”.

Familia Simrajh

“También hubiéramos hecho mucho más que eso, como hace cualquier pareja amorosa. Creo que envejecer contigo era de lo que más quería hacer. No me importaba mucho más que estar contigo toda mi vida. Saber que estas cosas nunca sucederán me destroza por dentro. Nunca dejaré de pensar en ello”, continuó Hale en la despedida.

Ella logró luchar con todas sus fuerzas que le quedaban en vida para estar junto a su querido esposo en ese día tan especial. Así la recordará él, aunque le duela en el alma no tenerla a su lado.

“A fines de agosto, nos dijeron que tenía de uno a tres días de vida y su fuerza para seguir aquí 12 días después para casarse solo demostró lo importante que era para ella”, dijo el señor Simrajh, padre de la joven a Daily Mail Australia.

Familia Simrajh

Ahora la familia quiere liderar una campaña para que no se repitan más casos como el de Ashleigh y más pacientes vean un segundo diagnóstico de sus patologías, además de alertar sobre los médicos poco confiables.

“Por favor sigue compartiendo su historia y salvando vidas, todo lo que Ash quiere es que nadie más tenga que pasar por lo que ella ha pasado”, dijo la familia en la recaudación de fondos.

Familia Simrajh

Hasta la fecha han conseguido más de 19.000 dólares, para costear los gastos de Ashleigh. “Esta es una página de educación por encima de todo lo demás, así que mire la entrevista de Ashleigh y por favor difunda su mensaje, no dejemos que esto le suceda a otra persona nunca más”, finaliza el mensaje de la familia en Go Fund Me.

Puede interesarte