Por Constanza Suárez
13 noviembre, 2018

El hombre se convirtió en un héroe en medio del siniestro que azota al estado. Además se hicieron amigos: “Me habría casado con ella. Fue la mejor conversación que he tenido en un camión”, dijo.

Un recolector de basura con un gran corazón rescató a una mujer de 93 años del incendio que azota a California. La recogió en su camioneta y viajaron cinco horas para llevarla a un lugar a salvo.

Margaret Newsum se enteró del brutal incendio cuando encendió su televisor el jueves por la mañana y vio cómo las llamas consumían Paraíso, a solo ocho kilómetros de su casa en Magalia.

Su cuidador, que vive en Paraíso, ya se había ido a esa hora y Margaret estaba sola con sus siete gatos. Entonces la anciana decidió salir de su casa, con la esperanza de que la vieran y conseguir ayuda. A los minutos, Dane Ray Cummings, el recolector de basura apareció en la escena.

KCRA

Él le dijo: “No te vas a quedar aquí, tienes que salir. ¿Por qué sigues aquí?”, contó Margaret a San Francisco Chronicle. Dane Ray ignoró por completo las órdenes de su supervisor, quien le dijo que se devolviera debido al incendio. Él siguió.

Veía como el humo se juntaba sobre los árboles, pero sabía que docenas de residentes mayores necesitaban ayuda en el lugar. Él sabía quienes eran, durante ocho años ha hecho la misma ruta.

“Traté de detenerme y ayudarlos, hacérselo saber y asegurándome de que salieran de sus hogares. Probablemente fui donde 45 o 50 personas para ver si podía ayudarlos “.

Margaret Newsum fue su última parada. Al ver que estaba completamente sola, entró en acción para ayudarle de inmediato. La vio parada y le dijo: “Reúne tus cosas rápido y saldremos de aquí”.

La mujer aún se recuperaba de un problema a la espalda, entonces el recolector y algunas personas que estaban todavía ahí la ayudaron a subirse al camión. Le pusieron el cinturón de seguridad y comenzaron la aventura en la carretera.

KCRA

Durante esas cinco horas de viaje, Dane Cummings y Margaret conversaron sobre sus vidas. No se conocían, a pesar de que había recolectado por casi una década su basura.

“Desearía haberla conocido cuando era más joven. Me habría casado con ella, ¿sabes a qué me refiero?. Fue la mejor conversación que he tenido en un camión”, dijo Cummings.

Puede interesarte