El caso de Marina de Auqué, contadora de 97 años de edad de Barranquilla, Colombia, también recibió comentarios negativos de personas que afirman que no le da oportunidad a los jóvenes.

Existen personas que por mucho que pase el tiempo no pretenden abandonar sus puestos de trabajo. Se trata de aquellos que trabajar los llena, porque toda su vida se han dedicado a un oficio que les apasiona, por lo cual nunca será sencillo tomar la decisión jubilarse.

Ese parece ser el caso de Marina de Auqué, una abuela de 97 años de Barranquilla, Colombia, quien a su avanzada edad sigue trabajando como contadora a diario, porque este ha sido el oficio que la ha acompañado por gran parte de su vida.

Unsplash (foto referencial)

Así lo escribió con orgullo su nieta Natalia Gonzalez en su cuenta en la red social Twitter, donde compartió la historia de Marina, junto con una foto de ella en la oficina. “Les presento a mi tía abuela Marina, tiene 94 años, todavía trabaja como contadora y nunca se le ha pasado por la cabeza retirarse“, escribió.

“Siempre está estudiando, leyendo y su cabello y uñas impecables. Tuvo 5 hijos. Te amo tía, eres de admirar“, añadió Natalia, quien luego afirmó que la abuela tenía 97 años de edad.

Su publicación se hizo popular rápidamente en internet y muchas personas le enviaron mensajes positivos, sin embargo, también aparecieron usuarios que criticaron a la abuela. Algunos decían que ya debía descansar y otros afirmaron que le quitaba puesto de trabajo a los más jóvenes.

Natalia Gonzalez

Por ello, Natalia decidió relatar toda la historia de su tía abuela y así rechazar los comentarios negativos. “Quiero aclarar que ella si existe, es real y se llama Marina de Auqué, tiene 97 años es de Barranquilla, Colombia, y es la mujer mas empoderada que conozco”, dijo.

“Mi tía Marina, fue la primera mujer revisora fiscal de Colombia y una de las primeras contadoras, es de esas personas honestas, que te va diciendo la verdad en la cara así no te guste, por eso sus clientes confían en ella y todavía le consultan”, continuó.

“La vida para ella no siempre ha sido fácil, pero nunca se ha quejado de nada y siempre ha afrontado las situaciones difíciles con entereza, es que es un ejemplo de vida. Tiene a Dios de primero“, sostuvo.

Natalia Gonzalez

Además, en respuesta a las personas que dijeron que le quitaba la oportunidad a otros profesionales jóvenes, afirmó que “a sus 97 años tiene su propia empresa de asesorías, donde genera puestos de trabajo directos, como dije antes sus clientes la aman y ademas asesora a otros contadores. No le quita a nadie y es su forma de mantenerse lucida“.

Puede interesarte