Por Javiera González Ruiz
25 septiembre, 2018

Apenas se dio cuenta de que podía hacerlo, quiso ir a la escuela y mostrarle a sus amigos.

Los niños pueden llegar a ser muy crueles, sobre todo cuando se burlan de otros. Sin embargo, no todos son iguales, y afortunadamente existen padres que educan a sus hijos para que aprendan a compartir con personas con distintas capacidades, de distintas nacionalidades, etc.

Ese fue el caso de un grupo de alumnos del colegio San José de Córdoba en Argentina, quienes tienen a un compañero que cuando bebé sufrió un ataque de apnea que hizo que le llegara menos oxígeno al cerebro y como resultado quedó con una parálisis cerebral que afectó su parte motriz, informó El Clarín.

Nacho, como le dicen al pequeño llamado Ignacio, comenzó a hacer rehabilitación cuando tenía solo 3 meses de vida, y aunque mostró un montón de avances rápidamente, jamás pudo separarse de sus muletas. 

Youtube @Entretenimiento

Sin embargo, el padre del niño decidió comprarle un bastón para que cada vez se fuera adaptando más a caminar sin ayuda, y cuando el pequeño apenas lo probó y se dio cuenta de que podía caminar solo con el bastón, no dudó ni un solo segundo en ir a mostrarle a sus compañeros de escuela.

Youtube @Entretenimiento
Youtube @Entretenimiento

Así que, tal como él lo pidió, sus padres lo llevaron al colegio y sorprendió a sus compañeros, quienes lo alentaban desde sus puestos para que siguiera avanzando. Pero cuando ya lo vieron bastante seguro, comenzaron a gritarle a coro «¡Que ande solo, que ande solo!» para incentivar al pequeño a que confiara en sus capacidades y se lanzara a caminar.

Nacho, entusiasmado con la idea, soltó el bastón y comenzó a caminar hacia los brazos de su madre, desatando la emoción del resto de los pequeños, que aplaudían orgullosos todo el esfuerzo que había hecho.

Mira aquí el emotivo momento:

Puede interesarte