Por Daniela Morano
2 abril, 2018

“Hay que apoyar a los hijos,” afirmó él.

Lily Brennan tiene 17 años y su hermana, Lauren, 20. Las dos hermanas se convirtieron en madres por primera vez con tan sólo un par de horas de diferencia la semana pasada, cuando ambas entraron en trabajo de parto el mismo día y llegaron al mismo hospital. Ambas de Merseyside, Inglaterra, originalmente tenían programados los partos con 12 días de diferencia. Y Lauren, como lo tenía planeado, llegó al hospital para mujer de Liverpool el 23 de marzo.

Pero al parecer, el pequeño hijo de su hermana no podía esperar a conocer a su primo, y Lily terminó de emergencia en el hospital.

Liverpool Echo

El padre de ambas chicas le afirmó a Daily Mail que “estoy demasiado contento. Estoy más que satisfecho con esto, realmente sí. He querido ser abuelo durante año, estoy sonriendo como el gato de Cheshire”.

Dice que desde un comienzo que estaba feliz y apoyó en un 100% a sus hijas cuando le informaron de sus embarazos, aunque Lily, de 17, intentó esconderlo todo el tiempo que fuese posible.

Liverpool Echo
Liverpool Echo

“Lauren se sentó en el sofá llorando cuando me dijo y yo como ‘¿por qué lloras? estas cosas pasan’. Estaba feliz por ella, y unos meses después supe sobre nuestra Lily, pero ella no quería decirme. Hay que apoyar a los hijos,” asegura.

El día en que ambos niños nacieron, Lily llegó al hospital para acompañar a su hermana, sin esperarse que ambas llegarían a casa en unos días. Había salido para juntarse con amigos y cuando llegó, su fuente se rompió.

Liverpool Echo

Su madre, Karen Kennedy, se vio obligada a repartir como pudo su tiempo para ambas. La pequeña Sophia nació sólo 5 horas después de Jayden.

Lauren dice que “estaba en shock cuando Lily entró en trabajo de parto. Mi mamá y mi papá han sido de gran ayuda”.

Liverpool Echo

Aunque no todo es tan maravilloso, pues ahora que todos viven en una misma casa, su padre dice estar “esperando hasta que por fin me regresen mi cama. He dormido en el sofá, pero está bien, estoy disfrutando todo esto. Lauren se irá a su casa pronto y viviré un rato con ella para ayudarla”.

Jamás había visto a un abuelo tan contento.

Puede interesarte