Por Diego Aspillaga
13 diciembre, 2019

H.O.P.E está equipado con camas, duchas, baños y cocinas para atender a decenas de personas necesitadas cada noche.

Ian y Tammy Smith aman ayudar a las personas más necesitadas. Desde que se conocieron, hace más de 4 años, su relación se ha basado en la preocupación por los más desposeídos, sobre todo los que no tienen hogar y tienen que vivir en la calle.

Pixabay

Participaban en caridades, entregaban café caliente para que las personas soportaran las frías noches galesas y reunían dinero para entregarles comida y ropa abrigada.

Pero no fue hasta que fueron de viaje a Bristol cuando vieron una idea que no pudieron sacar de su cabeza y con la que ayudarían a muchas personas de una forma mucho más integral.

Wales Online

“Hemos estado alimentando a las personas sin hogar durante los últimos cuatro años. Se está volviendo cada vez más común y estamos viendo mucha más gente en las calles”, afirmó la pareja.

Se trataba del Bristol Home for the Night, un albergue móvil que buscaba y recogía personas en situación de calle para brindarles calor y refugio.

Apenas volvieron de su viaje, se reunieron con sus amigos de la fundación “Ayudando a Abrir los Ojos de las Personas” (Helping Opening People’s Eyes, HOPE por sus siglas en inglés) y empezaron a recaudar fondos para hacer su propia versión de un refugio móvil.

Wales Online

El camino no ha sido fácil. Como HOPE no es una caridad certificada, no pudieron postular a fondos gubernamentales para llevar a cabo su idea. Dependiendo sólo de donaciones de particulares, han tardado años en recolectar el dinero suficiente. 

Pero después de mucho tiempo y cerca de 26 mi dólares, Ian, Tammy y los otros voluntarios al fin lograron hacer de su sueño una realidad.

Wales Online

 El bus H.O.P.E cuenta con 12 camas, cocinas, baños y duchas con agua caliente. Si bien aún necesita algunas reparaciones para que pueda andar sin problemas, desde el grupo esperan que el bus esté ayudando en las calles en unas pocas semanas.

Wales Online

“[El autobús] ha sido un trabajo duro pero valió la pena. Queremos sacarlo antes de Navidad, pero es solo si podemos superar estas reparaciones. Pero todavía estamos buscando financiación. Tomar el autobús de Cefn Fforest a Newport cuesta £ 60 en combustible”, dijo Ian al portal de noticias Wales Online.

Wales Online

La única preocupación, afirman, es lograr conseguir dinero de manera estable para poder pagar por el combustible y las cuentas de agua y gas. 

Wales Online

Con algo de suerte y contando con la bondad de su comunidad, Ian y Tammy esperan que el bus de HOPE esté listo para Navidad y hacer de las fiestas una fecha cálida, cómoda y tranquila para quienes viven en las calles.

 

 

Puede interesarte