Por Cristofer García
24 noviembre, 2021

“Pensé fue que la persona o personas involucradas con este pago iban a tener un día muy difícil. Quién sabe, semana, mes. La sensación fue realmente de angustia”, contó Eduardo Parranhos Neto.

No siempre se tiene la suerte de encontrarse con un buen samaritano en la vida, pero cuando ocurre se agradece. Una de esas buenas personas es Eduardo Parranhos Neto, un conductor de transporte de Fortaleza, Brasil, que recientemente tuvo un noble gesto con una pasajera.

Y es que, cuando uno de los viajes que realizaba en medio de su jornada laboral, Eduardo notó que alguien había dejado un sobre con dinero en el asiento trasero de su vehículo. Este conductor de 56 años, quien es periodista de profesión, al ver tal situación, no dudó en contactar a la persona dueña del sobre, costara lo que le costara.

Unsplash (foto referencial)

“No es una cuestión de honestidad, sino de respeto, buen trato y sentido común“, comentó el conductor, según reseñó la organización Razones para Creer en su página web.

Se trataba de una cantidad de 8.000 reales brasileños, equivalentes a unos 1.400 dólares estadounidenses, pero eso no era lo importante para Eduardo. Lo relevante al final era que la persona tuviera en sus manos lo que le pertenecía.

Según informó este medio, el pasajero del sobre iba a entregarlo a su jefe cuando lo dejó tirado en el vehículo. Cuando recibió una llamada de la compañía respecto al reclamo del pasajero, notó que efectivamente el paquete estaba en su vehículo y se propuso a contactar al dueño.

Eduardo Parranhos Neto

“En ningún momento abrí el paquete, que era transparente. Por el volumen, identifiqué que allí había un monto alto y que sería un pago, algo en ese sentido”, comentó.

“Entonces, lo que pensé fue que la persona o personas involucradas con este pago iban a tener un día muy difícil. Quién sabe, semana, mes. La sensación fue realmente de angustia“, añadió.

Eduardo Parranhos Neto

En ese sentido resaltó que “todo lo que encuentro en mi coche, lo devuelvo. Si no es mío, tengo que devolvérselo. Es algo que la persona extrañará . Ya sea en efectivo o algo material. A veces algo por la salud, ¿no? Un medicamento, un dispositivo. Entonces, eso es todo, lo correcto es devolverlo“.

Puede interesarte