Por Camilo Morales
15 octubre, 2021

“Hemos elegido esta vocación no por casualidad ni por la fuerza, sino por nuestra propia voluntad”, dijeron los tres hermanos.

Hay familias que, independiente de cuáles sean los sueños de sus hijos, siempre los apoyarán, sea como sea. Y para aquellos padres significa una felicidad muy grande que todos sus hijos puedan desarrollarse y cumplir sus metas de vida.

Para una familia de Filipinas esa alegría llegó por tres: Jessie, Jestonie y Jerson Avenido fueron nombrados como sacerdotes el mismo día por la Congregación de los Sagrados Estigmas, una congregación de origen italiano, según informó UCA News.

Pixabay

Los tres retoños provienen de una humilde familia de agricultores. Su padre siempre se dedicó a las tareas del campo, además de cumplir funciones como guardia de seguridad, y su madre trabaja de niñera.

A pesar de las dificultades económicas y las carencias que tuvieron que pasar, los tres jóvenes nunca dejaron de perseguir sus sueños y lograron entrar al seminario. Eso sí, lo hicieron en fechas distintas. El hermano mayor, Jessie, ingresó en 2008, y Jerson y Jestonie en 2010.

German Jao Calacat

Eso sí, hubo un momento en que pensaron en otros horizontes profesionales. Por ejemplo, Jessie quería dedicarse a ser policía o ingeniero eléctrico, pero su vocación por el sacerdocio fue más fuerte. Jestonie soñaba con ser maestro y Jerson con ser médico.

Hay que recordar que para llegar a ser sacerdote se necesitan varios años en el seminario, lo que conlleva tener una ardua preparación en la que los postulantes a sacerdotes no pueden dudar de su vocación en ningún minuto. 

Julie Mae Abecia

Hemos elegido esta vocación no por casualidad ni por la fuerza, sino por nuestra propia voluntad“, dijeron los tres hermanos.

Además de cumplir sus sueños de vida, los jóvenes hicieron que ese día se transformara en una jornada inolvidable para sus padres, quienes son muy religiosos y estaban felices con su nombramiento como sacerdotes, el cual fue un hecho inédito en la Catedral de Cagayán de Oro.

Puede interesarte