Por Renato Satta
20 octubre, 2014

Muchas veces la gente que vive en la calle es considerada en una diferente categoría, hasta el punto de ser tratados como animales…

Los que dicen que los graffiti no logran mucho no han visto el trabajo de Skid Robot, un artista callejero anónimo de Los Ángeles, California, que utiliza su arte para llamar la atención hacia las personas sin hogar.

Un hombre, recién salido de un hospital y en una silla de ruedas, se representa sentado en un trono con una pared de su castillo.

En un pie de foto que acompaña a la foto, Skid Robot explica la historia de fondo del hombre, pintando un retrato de un hombre llamado “Ben”.

“Ben fue dado de alta sin zapatos”, escribe Robot. “Él no podía caminar como consecuencia de recibir un disparo en la espalda y, eventualmente, el hospital lo dejó en la calle como tantos otros.”

“Le ofrecí una comida pero se negó, en lugar de eso pidió papel, lápices para que poder escribir y dibujar. Él dijo que le gustaba mucho el arte y antes se dedicaba a dibujarse a sí mismo …”

Robot añade que dio Ben un cuaderno de bocetos, unos bolígrafos y dinero para una comida.

Otro hombre, Tony, está echado en la acera, durmiendo en una cama real.

Puedes ver otro trabajos de Skid Robot, más abajo:

Puede interesarte