Por Elena Cortés
15 marzo, 2017

Una verdadera inspiración.

Conocí a Bryan el día que, temerosamente, entré a la secundaria. Desde la primera vez que lo vi supe que era un chico inteligente, audaz, atrevido y sobre todo, apasionado. Nunca fuimos mejores amigos, pero la amistad se ha mantenido desde aquel 2005. Cuando llegó la etapa universitaria hubo un lazo que nos unió para siempre y fue que ambos estudiamos una carrera increíble: periodismo. Bryan es un colega, y este artículo está escrito para él con muchísimo cariño a la distancia, para que así pueda inspirar a miles de otras personas.

Esta es la historia de Bryan Quezada, un chico al que la vida misma llegó a tocarle un día la puerta para avisarle que todo cambiaría para siempre. 

Instagram

En el colegio Bryan fue un chico muy divertido, y le encantaba practicar gimnasia. Casualmente, el centro educativo que lo vio crecer, ofrecía festivales del deporte todos los años, y no había momento en el que él no mejorara sus habilidades.

Con el tiempo, este joven de 24 años se fue envolviendo más en el mundo de la gimnasia.

El deporteen general, se volvió parte de su rutina diaria.

Instagram

Siendo un alma libre, al que le encantaba dar vueltas por el mundo

Instagram

Jamás pensó que después de haber cumplido uno de sus grandes sueños (ir a las Olimpiadas de Río 2016).

Instagram

Y ver a sus gimnastas preferidos

Instagram

Fuera el fin de una etapa, y el inicio de otra más extraña, fuerte, dolorosa, pero sobre todo de muchos aprendizajes.

Instagram

Al regresar de su viaje, Bryan siguió haciendo su rutina como siempre, pero esta vez algo había cambiado: 

«Comencé a estar pálido, sangraba, me empecé a cansar en el gimnasio. La verdad es que todo fue muy rápido. Fui al doctor, y me hicieron un examen básico, me sacaron sangre. Al inicio pensaron que era dengue o hepatitis. Luego me recomendaron ver a un hematólogo». 

 

-Bryan Quezada a UPSOCL-

Él confiesa que después de los primeros exámenes que se hizo, cuando le recomendaron buscar a un especialista se asustó mucho, pero, «después ya no». Al cabo de un raspado de esternón… le revelaron qué es lo que tenía.

Fue diagnosticado con Aplasia medular, una enfermedad que causa que sus plaquetas y hemoglobina disminuyan, poniendo en riesgo su vida entera.

Bryan lleva 65 días internado. Supo desde el primer diagnóstico que le dieron que necesita un trasplante de médula ósea. Y asegura que el aislamiento por el cual ha tenido que pasar ha sido brutal.

Facebook

«No pensaba mucho en el tiempo, es más, recién conté los días hoy. Es por el aislamiento, he viajado, he vivido en otras partes pero nunca he perdido la noción del tiempo como ahora y es por el aislamiento. Literalmente, no había salido de mi cuarto para nada». 

-Bryan Quezada a UPSOCL-

Su madre, Mercedes Hidalgo, ha pedido a las autoridades y a los seguros de salud de su país, que por favor lo ayuden con su tratamiento.

Facebook

“Tenemos tres seguros… ninguno cubre la Aplasia Medular, porque no es una enfermedad que sea considerada como un tipo de Cáncer en nuestro país. No es justo que paguemos tanto dinero durante muchos años, para que cuando lo necesitemos las compañías de seguro no lo cubran“.

-Mercedes Hidalgo- 

Facebook

En todos estos 65 días, Bryan ha recibido transfusiones de sangre, plaquetas y oxígeno para seguir con vida.

Facebook

Y como todo un guerrero que es, él ha demostrado que a pesar de estar atravesando uno de los momentos más difíciles de su vida, nunca pierde el espíritu libre, aguerrido, y luchador que tiene. 

Esta publicación es un ejemplo de que a pesar de tener cáncer, sigue poniéndole ganas a la vida.

Instagram

«Yo sigo entrenando a pesar de estar enfermo. Ahora dime, ¿cuál es tu excusa?»

Instagram

Hoy, lo acaban de dar de alta y lo que más quiere es volver a su vida,»a entrenar, a recuperar el tiempo perdido, a recuperar su fuerza y seguir hacia adelante».

Este es el mensaje que compartió a través de su Facebook: 

Facebook

Como reflexión final Bryan me dejó este texto:

Para mí, lo más espectacular de todo esto fue la manifestación de la amistad de todos mis amigos que he hecho en estos 24 años de vida, amigos de todo el mundo incluso, tú (Elena) eres un ejemplo de ello, que desde otro país me acompañas. Diría que en mi vida, lo más útil que hice fue hacer amigos, darle a los demás de formas que para mí eran insignificantes, pero que para ellos significaron mucho. Si algo me ha dado fuerza, es el amor de mis amigos, regalo inmerecido que ellos me hicieron

-Bryan Quezada a UPSOCL-

Querido amigo, sé que eres una persona fuerte, y que cada paso que das en la vida te ha ayudado a convertirte en el hombre que eres hoy. A través de este artículo quiero enviarte toda mi energía, muchas bendiciones, mi enorme cariño y todo mi apoyo. Eres un ser humano inspirador y muy inteligente. Sé que esta ‘aventura’ ha sido un vaivén de sentimientos, y, aunque quede mucho por recorrer, saldrás adelante.

Este es el grupo de Facebook creado para apoyar al tratamiento de Bryan. Si deseas colaborar, PULSA AQUÍ. 

Una inspiración hoy y siempre.

Puede interesarte