Por Antonio Rosselot
10 noviembre, 2017

“Un gesto pocas veces visto, porque se ha perdido el respeto hacia los valores patrios”, comentaron al respecto.

Es verdad que, hoy en día, ver a gente patriota hasta la médula y respetuosa de los rituales de la nación es cada vez más difícil. La ola cultural extranjera que ha entrado en los países en la forma de internet e inmigrantes, entre otros, ha influido en el hecho de que estamos más conectados con lo externo que con lo interno.

OJO, no estoy diciendo que esto sea malo, para nada. Estoy completamente a favor de las interconexiones culturales de todo tipo porque nos permiten aprender más sobre el funcionamiento del resto del mundo…pero bueno, es mi humilde opinión de redactor. Vamos a lo que nos convoca.

Este post va dedicado a los patriotas de corazón, a partir de un interesante hecho ocurrido en Pichanal, provincia de Salta, Argentina. La Escuela de Misión San Francisco estaba realizando un acto en sus dependencias, y cuando fue la hora de izar la bandera nacional y cantar el himno nacional argentino, apareció un grupo de personas que no fue invitada, pero que aún así se robó las miradas de los asistentes.

Una cuadrilla de albañiles, que trabajan en el terreno que está al lado de la escuela, decidió dejar sus labores de construcción, formarse en una perfecta fila junto a la reja que divide ambos terrenos y cantar respetuosamente el himno junto a los niños y profesores.

Facebook / Hipólito Ayala

Hipólito Ayala, uno de los profesores presentes en la ceremonia, decidió inmortalizar el momento con una fotografía, la cual después subió a sus redes sociales. A continuación, te dejamos la foto y el comentario de Hipólito al respecto:

Nuevamente mis felicitaciones para estos buenos obreros, que dejaron por un momento su labor para acompañar la marcha a la Bandera. Un gesto pocas veces visto, porque se ha perdido el respeto hacia los valores patrios. Digno de destacar, aún quedan hombres humildes que respetan a la Bandera Nacional, un ejemplo para la juventud.

Profesor Hipólito Ayala en Facebook

Si bien muchas personas pueden criticar el nacionalismo y tildarlo de “patriotismo exacerbado”, hay que reconocer que éste fue un acto muy humilde y respetable.

 

No te lo pierdas