Por Monserrat Fuentes
20 diciembre, 2018

El docente asegura que lo más importante para él es que sus alumnas terminen la escuela.

Hay veces en las que sentimos que la maldad humana supera con creces a las buenas acciones y nos vemos bombardeados por noticias terribles y dolorosas, pero actos como el que tuvo un profesor argentino con una de sus alumnas nos hacen volver a creer en la solidaridad y buenas intenciones.

Una fotografía conmovió a miles de usuarios de internet, quienes alabaron la buena acción de un argentino de la ciudad de Rosario de la Frontera. Se llama Ernesto Paz, es ingeniero agrónomo y se desarrolla como profesor de matemáticas en una secundaria rural.

Su rostro se hizo famoso luego de lo fotografiaran cuidando de la bebé de una de sus alumnas para que ella pudiera estudiar tranquila.

La adolescente es madre soltera y no tiene a nadie que le cuide a su hija mientras ella va a clases, por lo que no le queda más remedio que ir con la niña a la escuela. Pero tener que atender las clases y a la bebé al mismo tiempo es muy difícil.

Ernesto, al notar que la muchacha tenía problemas para concentrarse, decidió ayudarla cargando a la infante en sus brazos.

El hermoso gesto se hizo viral y muchos internautas felicitaron y agradecieron el buen corazón de este hombre con vocación. Al respecto Ernesto comentó que en realidad no es primera que realiza esta acción y que a ayudado a varias alumnas de la misma forma.

«No es la primera vez que estoy con una bebé en brazos de alguna alumna. Estábamos en la muestra de la escuela técnica y había varios ensayos de los que podían participar los chicos. Esta señorita estaba con su bebé y no podía participar. Entonces le dije -dámela, ya tengo cancha y vos participa- En la escuela damos educación sexual integral, enseñamos la prevención del embarazo. Pero, cuando la prevención fue superada y no funcionó hay que ejercer otra cosa, que es la contención y permitir que las alumnas puedan terminar la secundaria«, dijo el profesor en una entrevista a medios locales.

¡Un gran ejemplo! De segura su alumna se lo agradecerá mucho en el futuro.

Puede interesarte