Por Alvaro Valenzuela
23 diciembre, 2015

«La única moneda que se necesita es la generosidad».

Todos los años un hombre anónimamente cumple el rol de San Nicolás sin hacer ningún alarde de ello. Simplemente sale a las calles de su ciudad con alrededor de 100 mil dólares en billetes de 100 y comienza a regalarle aleatoriamente a las personas desconocidas que ve en las tiendas o en la calle y que más lo necesitan. El tipo es un hombre de negocios de muy buen pasar pero no quiso ningún reconocimiento; simplemente mostrar la felicidad de las personas que reciben sus regalos:

Mira como cubrió la noticia un noticiario del canal estadounidense CBS:

httpv://youtu.be/eVCtTMZof6k

Las personas se ponían muy felices con los regalos. Esta señora venía saliendo de una quimioterapia y no podía creer que algo así le estaba pasando. No pudo contener las lágrimas:

Esta otra mujer estaba muy feliz también y no pudo evitar abrazar al hombre:

Lo único que pedía este misterioso Santa Claus es que las personas siguieran compartiendo la generosidad para que no se rompa la cadena de bondad.

¡Un lindo gesto! Y tal como dice el presentador de televisión, en estos tiempos «La única moneda que se necesita es la generosidad». Sería ideal que esa actitud durara todo el año y no sólo en estas fechas.

Puede interesarte