El pequeño Rumari Zalez, de 11 años, se paró frente a su clase y empezó un improvisado monólogo sobre su autismo. La profesora Lisa Moe, no desaprovechó la oportunidad y lo grabó para concientizar sobre el tema.

Lo que ocurrió en el cuarto grado del colegio Eagle Canyon Elementary en Chino Hills, California (Estados Unidos), es realmente algo que conmovedor. La valentía de un niño para contar que tiene autismo y la enternecedora respuesta de sus compañeros, no puede dejar a persona sin emocionar.

«Durante mucho tiempo, ustedes no sabían que yo tenía autismo»

– dijo Rumari Zalez, de 11 años, con valentía en el video grabado por su profesora Lisa Moe.

Instagram Rumari Z

Después de decir aquello, Rumari prosiguió demostrando otras expresiones de su autismo. Como cuando golpea su puño contra la palma de su otra mano que se encuentra sobre su cara, lo que para otros podría ser considerado un «gesto extraño», para él era un ritual para sentirse más cómodo.

Los compañeros por su parte, nunca mostraron desinterés o alguna falta de respeto, sino que todo lo contrario. Estaban entusiasmados con lo que Rumari decía, además de cuando tuvieron la oportunidad, no desaprovecharon la ocasión para hacerle preguntas y expresar un emotivo cariño hacia su compañero.

Instagram Rumari Z

«Creo que eres increíble, amigo», le dijo una niña.

Iniciándose la ronda de preguntas, este pequeño de 11 años con autismo, no solo recibió más elogios que dudas, sino que además tuvo que pasearse por el aula para recibir todos los abrazos que sus compañeros y compañeras le ofrecían. Muestras de cariño no le faltaron.

«No importa lo que haga una persona o si puede parecer extraño o si puede hacer ruidos extraños a veces (…) Son buenos tal como son, como tú, Rumari»

– dijo otro de los asistentes.

Instagram Rumari Z

El pequeño Rumari no fue el único que se sorprendió con lo que ocurrió, debido a que la misma profesora se terminó emocionando con lo sucedido. De hecho, le tomó por sorpresa la valentía del pequeño y la cariñosa reacción de sus compañeros.

«No estaba imaginando que iba a capturar lo que capturé (…) Ver su confianza para levantarse y hacer eso… Ha consolidado mi propósito de ser profesor y crear ese entorno para decir sin disculpas: ‘Me guste o no, este soy yo'»

– declaró Lisa Moe para Good Morning América.

Instagram Rumari Z

A Rumarí le diagnosticaron autismo a sus 3 años. Y según consigna GDA, su mamá nunca quiso que fuera una barrera o un límite para él. Tuvieron una charla al respecto a raíz de la película Rain Man, donde hay un personaje autista y el pequeño entendió rápidamente lo que tenía.

No supo más del tema, hasta que con orgullo vio Dasso a su hijo en el video de la profesora Moe. La valentía de su hijo y el cariño de sus compañeros la emocionaron.

https://www.instagram.com/p/Bv3Qh_Chjr8/?utm_source=ig_embed

 

Puede interesarte