Por Javiera González Ruiz
11 septiembre, 2018

Aunque los heroicos niños también eran pequeños, buscaron el número de un taxi por internet y se aseguraron de que el chico volviera a casa seguro.

Comenzar a estudiar en una nueva escuela no debe ser para nada fácil. Para empezar todos te miran y debes hacer nuevas amistades, y lo peor de todo… es que no tienes idea dónde están las aulas, o qué buses te sirven para llegar a casa sano y salvo.

Eso último le pasó a un pequeño de 11 años que asistía a su primer día en la escuela secundaria en Holy Family Catholic High School.

Cuando acabó el horario de clases, cogió uno de los buses que esperaba afuera, pero no se dio cuenta de que se había equivocado hasta que comenzó a desviarse cada vez más del camino a casa. Y como era nuevo y no conocía a nadie más, no se atrevió a pedir ayuda y comenzó a llorar.

Por suerte otros alumnos, se dieron cuenta de la situación y aún siendo pequeños, quisieron ayudarlo.

Liverpool Echo
Liverpool Echo

Luego de que se enteraran de que el niño llamado Álex estaba perdido y sin celular ni dinero, Tom O’Brien, uno de los chicos que lo ayudó, le dio 13 dólares para que tomara un taxi a casa y se aseguró de que llegara en perfectas condiciones. Así que junto a Harry Campbell y Dylan Robson se bajaron con el pequeño y esperaron a que el auto fuera por él.

Una vez que el niño llegó a casa, su madre, Ruth Furlong escribió un mensaje en su Facebook para dar a conocer a los heroicos niños de la escuela:

¡Realmente hay algunos niños verdaderamente decentes! Ayer fue el primer día de Alex en la escuela secundaria y en el viaje en autobús a casa, un muchacho se les acercó preguntando cómo fue su primer día. Vio a un niño llorando porque se subió al autobús equivocado y cada vez está más lejos de donde vive. “Está bien amigo, no te preocupes, estarás en casa pronto”, le dijo. Sacó un billete de diez y pidió un taxi para que lo recogiera en la próxima parada de autobús y se aseguró de que llegara a salvo a casa. Todo lo que sé es que su nombre es Tom y él es un alumno del onceavo año en Holy Family, así que si alguien lo conoce a él o a sus padres, ¡cuénteles qué muchacho tan adorable han criado! La fe en la humanidad se restauró un poco hoy”.

Facebook @Ruth Furlong

El mensaje rápidamente se viralizó y llegó a la hermana mayor de Tom, quien no dudó en escribir algunas palabras para él. “Ahhh, era mi hermano pequeño. Estamos muy orgullosos de Tom y es muy lindo saber que es un buen muchacho en el mundo exterior“.

Liverpool Echo

Los niños, que de todas formas eran pequeños, se las ingeniaron para ayudar a un compañero en problemas, e incluso como no sabían ningún número de un taxi, decidieron buscar en Google para que el pequeño llegara seguro a casa.

¡Más niños como estos en el mundo!

Puede interesarte