Por Alejandro Basulto
12 febrero, 2021

“Se siente bien hacerlo”, dijo uno de los integrantes de este dúo, tras agradecer de una particular manera a la primera línea sanitaria ante la pandemia del COVID-19.

Durante la pandemia del coronavirus, que ya suma más de 105 millones de casos de contagios y casi 2.297.000 víctimas fatales en todo el planeta, uno de los países más afectados por ella ha sido Estados Unidos. País que a la fecha suma más de 27 millones de personas infectadas y más de 467 mil fallecidos producto del COVID-19. Una enfermedad que junto con la implementación de medidas como el uso de mascarillas, la distancia y el aislamiento social, ha obligado a los trabajadores de la salud a sobre-exigirse para hacerle frente.

WCVB

El esfuerzo realizado por enfermeros, doctores y demás integrantes del personal de los centros médicos ha sido catalogado de heroico con justa razón. No solo esta gente ha mostrado valentía y ha sacrificado mucho para cuidar y buscar sanar a otras, sino que también, de maneras a veces hasta sorprendente, han ayudado que muchas vidas se salven. Acciones que han provocado que muchos les agradezcan de diferentes formas, como por ejemplo lo hicieron un niño y un joven del estado de Rhode Island.

WCVB

Se trata del joven Abbey Meeker y del niño Christian Stone, de 10 años, dos amigos que querían dar con una manera de expresarle sus agradecimientos a los trabajadores de la salud que tanto han trabajado para cuidar y mantener a salvo las vidas de los habitantes de la ciudad. Por lo que el último lunes, en el que hubo una fuerte tormenta, decidieron dirigirse al Westerly Hospital en la helada tarde, para limpiar los automóviles del personal del centro médico para que así pudieran llegar a casa donde sus familias más rápido.

“Christian quería hacer algo bueno para las enfermeras hace aproximadamente un mes cuando hubo una tormenta, y dijo que la próxima vez que nevara, quería limpiar los autos de las enfermeras debido al COVID (…) Le dije que iría con él (…) Llegamos aquí alrededor de las 2 en punto, limpiamos los vagones del primer turno y salieron las enfermeras. Nos dieron las gracias (…) Honestamente, probablemente hemos hecho al menos 80 autos. Hicimos 20 allí, 30 aquí, otros 20 antes de terminar (…) Apestaba (…) Odio la nieve, pero fue bueno estar aquí con él, porque esto es lo que le apasiona. Lo hice porque él quería hacerlo. Es una buena sensación(…) Simplemente les dijimos, ‘Estamos haciendo esto por ustedes, porque ustedes están aquí para nosotros'”

– contó Abbey Meeker a WCVB

WCVB

Los jóvenes le dedicaron varias horas a limpiar y sacar la nieve de los coches de los trabajadores de la salud, un esfuerzo que fue valorado por estos últimos y que les valió también un reconocimiento por parte de la comunidad en donde viven. Hicieron algo que muchos deberían hacer.

WCVB

“Estaba pensando que nos han estado ayudando mucho durante toda esta pandemia, y pensé por qué no los ayudamos, ¿sabes? (…) Todo el día, todos los días, las enfermeras aquí lidian con una pandemia como el COVID y quieren llegar a casa del trabajo, así que pensamos que les haríamos las cosas un poquito más fáciles limpiando sus coches (…) Ha hecho frío pero fue muy divertido ver lo felices que se ponían (…) Algunos de ellos dicen, ‘Muchas gracias’ y estoy muy feliz de verlos felices (…) Siento que realmente ayudé a alguien y eso es un sentimiento realmente bueno, cuando sabes que alguien ha sido ayudado (…) Queremos que puedan volver a casa y ver a su familia después de un largo día de trabajo” 

– dijo Christian Stone

WCVB

El inicio de la aplicación de las vacunas contra el coronavirus está dando nuevas y grandes esperanzas a la gente de Rhode Island y a la población mundial. Además de que también a los trabajadores de los centrods médicos, ya que esta inoculación aparece como su posible último reto ante esta pandemia. Es de esperar que todo salga bien y que pronto todos estos héroes y heroínas tengan su merecido descanso.

 

Puede interesarte