Por Ignacio Rojas
5 diciembre, 2014

Para salvar a su hijo que todavía no nacía, una madre sacrificó su propia vida.

Karisa Bugal murió cuando daba a luz cuando una extremamente rara condición se presentó y la forzó a tomar la decisión más difícil que podría alguien hacer.

httpv://youtu.be/VigdZsJwhog

Original

Puede interesarte