Por Pablo Román
24 agosto, 2017

Se fue demasiado pronto.

Cheryl Towery vive en Michigan, Estados Unidos. A sus 49 años, tuvo que vivir una de las situaciones más traumáticas que puede tocarle a una madre. Todo comenzó cuando su hija de 22 años, Elaina Towery, tuvo que ser llevada de urgencia a un hospital cercano.

Facebook/Cheryl Towery

Elaina había ido a un restaurante de comida rápida junto a un amigo esa noche. «Ella entró aquí para usar el baño. Luego de 20 y 25 minutos, él (su amigo) pensó que no volviera a salir», dijo Cheryl.

Facebook/Elaina Towery

A las 5:30 pm, la madre recibe este mensaje de su hija diciéndole que volvería pronto a su casa. Luego de haber enviado este texto, Elaina fue encontrada sin consciencia en el baño. 

Youtube/Nick Nelson

La joven había sufrido un paro cardíaco y fue llevada al hospital. Cheryl confesó que «no estaba preparada para lo que vio en la sala de emergencias«.

Youtube/Nick Nelson

Su hija había sufrido una sobredosis de heroína con fetanilo. Elaina era una adicta hace 7 años, todo por comenzar a tomar medicamentos de prescripción debido al abuso de su violento novio.

Facebook/Elaina Towery

Ambos tienen un hijo de 5 años llamado Christopher, pero fue enviado a adopción. El padre del pequeño ya había estado en la cárcel y Elaina sólo quería un buen futuro para su bebé.

Facebook/Elaina Towery

«Ella es mi única hija, mi mejor amiga. Se suponía que iba a comenzar un nuevo empleo hoy, ahora está conectada a un soporte vital», dijo Cheryl.

La situación de Elaina no mejoró y su madre se decidió por desconectar la máquina. 

Youtube/Nick Nelson

Cheryl tomó esta foto, para hacer un llamado de atención a los padres y a otros adictos.

Erika Erickson Fox 2

Ahora está enfocada en terminar con el narcotráfico de drogas de su barrio, para que nadie más tenga que vivir lo mismo.

Puede interesarte