Por Fernanda Peña
20 febrero, 2017

Los veterinarios estaban sorprendidos, porque no es común ver caracoles en las consultas.

A menudo el hombre va destruyendo lo que encuentra a su paso, sin mayor sentimiento de culpabilidad. Pero claramente, todavía hay personas que no pueden soportar ver sufrir a un animal, independiente de la especie a la que pertenezca. Por eso les traigo esta historia que ocurrió en Israel. Lo que hizo esta mujer es sencillamente admirable, digno de que tomemos nota y lo apliquemos siempre.

Una mujer pisó por accidente un caracol en su jardín y fracturó su caparazón. Se sintió tan mal, que decidió recoger el animalito y llevarlo al veterinario para que le arreglaran el cascarón.

HaClinica

 

Obviamente los veterinarios estaban sorprendidos, porque no es común ver caracoles en las consultas.

HaClinica

El caparazón del caracol es esencial para su sobrevivencia. Esta concha está forjada por minerales y le sirve de protección contra los depredadores y todo tipo de hostilidades que puedan rozar su frágil cuerpo. Normalmente no cambian de caparazón sino que éste va creciendo a medida que el cuerpo lo hace. 

HaClinica

Entusiasmados por el noble gesto de la mujer, decidieron darse prisa para iniciar la recuperación del cascarón, hecho añicos.

HaClinica

Llevó muchas horas pegar cada una de las partes, con pegamento epóxico (pegamento especial muy resistente utilizado en buques, que se adhiere en cuestión de segundos).

Pero fue exitoso. Enseguida diseñaron un acuario muy húmedo, donde el caracol pudiera reposar y recuperarse satisfactoriamente. Desde entonces lo apodaron Chevy y es el consentido del consultorio.

HaClinica

Chevy puede tardar semanas o incluso meses en rehabilitarse del accidente, pero en su acuario disfruta de todo tipo de manjares: zanahorias, lechugas y pepinos. Además, los veterinarios añaden suplementos de calcio en su dieta.

HaClinica

El Centro veterinario llamado HaClinica subió este caso a Facebook y desde ya hay cientos de usuarios fascinados con el noble gesto de esta mujer. Quien nos recordó que la vida de todos es valiosa, y que hay que ser empáticos con nuestro entorno.

Hermoso gesto.

 

Puede interesarte