Por Macarena Faunes
8 noviembre, 2019

«Que Dios bendiga a todos aquellos que hicieron posible este regalo tan especial para mí. Quizás no por el dinero, sino que por la acción», agradeció.

Los adultos mayores son uno de los tesoros más grandes que tenemos. Fueron personas de esfuerzo durante toda su vida, por lo que merecen una vejez digna. No deberían preocuparse por cuentas o problemas monetarios. Lo único que debiera quitarles el sueño tendría que ser pasar tiempo con sus nietos o disfrutar de una merienda con sus seres queridos. Esta no es la realidad de muchos de ellos en Chile, quienes han salido a las calles durante las últimas semanas para pelar por este derecho.

René es un abuelito cuya pensión que recibe del Estado no le alcanza llegar a fin de mes. Sus medicamentos tienen un alto precio, las deudas de agua, luz, gas, transporte, entre otras, sobrepasan su jubilación, y los gastos extra que trae la vida no lo dejan dormir. Hace dos años estuvo gravemente enfermo, por lo que fue hospitalizado de urgencia. Su estadía en el recinto asistencial y los insumos que requirió hicieron que la deuda subiera hasta las nubes.

Facebook Estudiantes UC
Facebook Estudiantes UC

A sus 80 años, René no quiere ser una carga de sus familiares. Vende golosinas en una Universidad, y se ha ganado el cariño de alumnos del plantel. Le compran sus productos con una sonrisa y lo tratan con cariño, respeto y amor. Se ha ganado el nombre de «tata René».

Facebook Estudiantes UC
Facebook Estudiantes UC

Producto del delicado momento político que se está viviendo en Chile, se ha visto sumamente afectado con sus ventas. El establecimiento ha estado cerrado la mayoría de las semanas, y las veces que abre, hay disturbios dentro. Las cuentas siguen subiendo mientras él pierde a su clientela predilecta.

Facebook Estudiantes UC

Los estudiantes se pusieron la mano en el corazón y organizaron una colecta para recaudar fondos para él. Con aporte de todos juntaron $300.000 pesos, equivalente a 400 dólares. Al entregarle esta suma, René no aguantó emocionarse hasta las lágrimas. Lloró de alegría, no de tristeza. Nunca imaginó que sería tan importante para este grupo de jóvenes. Revisa el emotivo video a continuación.

«Quiero decirles a las personas que Dios las bendiga. Que Dios esté con ustedes. Con sus familias e hijos. Que los guarde en la llegada y entrada a su hogar. A todos ellos que hicieron posible este regalo tan especial para mí. Gracias. Quizás no por el dinero, sino que por la acción», agradeció de corazón.

Facebook Estudiantes UC

Don René y todos los abuelitos del mundo, merecen tener una vejez digna. Las naciones deben preocuparse de que sus habitantes tengan un monto de jubilación que les permita costear sus deudas y un porcentaje de ahorro. Estamos felices por él y felicitamos a los muchachos que hicieron posible que este abuelito tuviera una sonrisa en su cara.

Puede interesarte