Por Mariana Meza
5 febrero, 2021

Ruby D’Rozario (17), vive en Australia, padece leucemia mieloide agua y ha sido transplantada en dos oportunidades. Su familia celebra que comenzó su educación superior y están orgullosos de que su hija se haya unido a la iniciativa de encontrar una cura para la enfermedad.

Cuando llega el momento de cursar la educación superior, la vida de una persona cambia completamente. Es un mundo nuevo y diferente, donde se conocen amistades y se adquieren nuevas experiencias y enseñanzas. Sin embargo, para una joven en Australia, esta situación ha sido el doble de meritoria.

Ruby D’Rozario (17) es una joven australiana que padece leucemia. Durante mucho tiempo de su vida ha luchado contra la enfermedad y ha ganado cada una de sus batallas. Es más, actualmente su familia celebra su entrada a la High School.

9News

“No se puede explicar lo orgullosos que estamos”, dijo su madre en una entrevista con el medio australiano 9News. Y claro que no es para menos, porque Ruby (17) le ha demostrado a todos que es más fuerte que la leucemia mieloide agua que padece, un tipo de cáncer hematológico y de la médula ósea.

“Da miedo porque siento que salté del año ocho al 12, me siento como la misma niña de 14 años que dejó la escuela para comenzar el primer trasplante y las primeras rondas de quimioterapia”, contó Ruby al medio australiano. Y justamente fue su hermano Hugh quien le traspasó su médula ósea, la que debería haber causado remisión.

9News

“Me salvó la vida, no estaría aquí si no fuera por él”, comentó Ruby a 9News. Sin embargo, cuanto estaba a punto de cumplir 16 años volvió a recaer y nuevamente se tuvo que someter a quimioterapia, radiación y a un nuevo transplante.

Ruby estuvo en dos oportunidades internada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por lesiones en su cerebro. Eso fue antes de contraer la enfermedad de injerto contra huésped –se produce cuando la médula ósea o las células madres del donante atacan al receptor–.

La joven llegó a pesar 29 kilos. Estuvo aislada durante 110 días. “Fue muy aterrador, y cuando salí de esa habitación había lágrimas y todo”, confesó la joven. “El valor que mostró fue algo que su padre y yo no sabíamos que tenía”, dijo su madre.

9News
9News

Fue esa fuerza que demostró Ruby la que la motivó a unirse a la búsqueda de una cura contra el cáncer. Hoy, la adolescente incentiva a los australianos para que se inscriban en Worlds Greatest Shave, una iniciativa de la Fundación contra la Leucemia.

9News
9News

Según consignó el sitio australiano, las estadísticas con respecto al avance la enfermedad son desalentadoras. “Se espera que el número de niños diagnosticados con cáncer de sangre se duplique a casi 1.000 por año, durante los próximos 15 años”, escribieron.

Puede interesarte