Por Constanza Suárez
6 noviembre, 2018

Los cariñosos clientes compran por docenas para asegurarse de que venda lo más pronto posible las donas. ¡A las 7 de la mañana ya no queda nada!

Por casi 30 años, John Chhan y su esposa Stella han vendido donas en su tienda Donut City, en Seal Beach, California en Estados Unidos, formando un grupo de clientes muy fieles, incluso algunos llevan comprando por décadas. Hace un tiempo, varios de ellos notaron que Stella ya no estaba tras el mostrador y cuando se enteraron de la razón, buscaron de inmediato la forma de ayudar a John.

Durante una boda en septiembre, Stella se sintió mareada, su esposo pensó que era algo normal pero tras una hora, ella no podía hablar. Se preocupó y la llevó corriendo a emergencias. Entonces descubrieron que había sufrido un aneurisma en el cerebro.

KABC

Stella fue llevada a un hogar de rehabilitación para recibir cuidados y John tuvo que hacerse cargo por completo del negocio, según consignó ABC News.

Al conocer la situación de los Chhan, los clientes del lugar quisieron hacer algo por ellos, pensaron en darles dinero pero John Chhan no quería aceptar caridad. Así que encontraron otra manera.

Se dieron cuenta de que lo más importante para la pareja era pasar el mayor tiempo posible juntos, así que corrieron la voz de que, en lugar de comprar un donut a la vez, deberían comprarlas por docena. De esa manera, las donas se venderían antes y John podría ir a visitar a su esposa al centro de rehabilitación.

La tienda generalmente abre a las cuatro y media de la mañana y cierra a las dos de la tarde, pero últimamente se ha quedado sin donas a las siete y media de la mañana, informó el Washington Post.

KABC

John le dijo al mismo periódico que su esposa se está recuperando lentamente y que está muy agradecido por el apoyo de sus clientes.

“Los hemos visto trabajar muy duro para mantener sus puertas abiertas y apoyar a su familia. Siempre los apoyaremos, incluso más en su momento de necesidad”, dijo a ABC News Marc Loopesko, cliente por 18 años de Donut City.

KABC

John Chhan está tremendamente agradecido de sus clientes y aseguró que no sabía qué haría sin su esposa al lado. “Me gustaría agradecer a los vecinos de la comunidad que me ayudaron desde que mi esposa se enfermó. La comunidad me ha estado ayudando y apoyando”, dijo.

Puede interesarte