María Carmen subía los pisos de su edificio y en cada uno se encontraba con sus vecinos homenajeando su trabajo y no aguantó las lágrimas. Todos los profesionales de la salud merecen ser recibidos así.

Desde que comenzó la pandemia que distintos profesionales de la salud han tenido que luchar incansablemente contra el virus. Es una tarea muy difícil: alejados de sus familiares además corren el riesgo de contagiarse. Por eso merecen todas las muestras de cariño y admiración por realizar tan bien su trabajo. 

En Argentina, una enfermera llamada María Carmen recibió un hermoso gesto de parte de sus vecinos: un un aluvión de muestras de afecto y agradecimiento por su lucha contra el coronavirus.

Facebook Fabian Bernal

El vídeo comenzó a circular por las redes sociales, emocionando con el hermoso actuar de los vecinos. Se pusieron de acuerdo para dar una calurosa bienvenida a esta sanitaria cuando regresaba de su trabajo llenando la escalera de carteles de apoyo, mensajes de cariño, globos. Además, ellos salieron de sus casas para darle las gracias en persona.

Facebook Fabian Bernal

Equipada con mascarilla y guantes, María Carmen va subiendo piso a piso, siguiendo las recomendaciones. En el primer nivel la esperan algunos de sus vecinos y, entre aplausos, recibe dos carteles con dedicatorias para ella; uno se lo regala una niña pequeña vestida de princesa. La enfermera, visiblemente emocionada, agradece el gesto.

Facebook Fabian Bernal

Mira el video: 

Seguimos hasta la segunda parada. Más carteles y una ovación eterna que no se silencia en ningún momento. Mari Carmen les da las gracias y sus vecinos le contestan: “No, gracias a ti”. Se despiden de ella con un mensaje de ánimo: “¡Fuerza!”. El ascenso continúa porque los siguientes residentes ya la están esperando y se asoman, impacientes, para saber cuándo llegará su momento.

Facebook Fabian Bernal

Prosiguen las palmas, los vítores y las señas de gratitud hacia el trabajo que desempeña en el hospital donde trabaja. Le preguntan cómo está, ella responde y hay risas: es la mejor forma de afrontar la situación excepcional que vivimos. En su última parada vuelven a darle la bienvenida entre aplausos y gritos. Esta vez también hay globos y, a estas alturas, Mari Carmen ya no puede disimular las lágrimas.

Facebook Fabian Bernal

El vídeo termina repasando todos los mensajes que esta enfermera ha recibido por parte de las personas que viven en su mismo bloque y que, con este gesto, han dado una valiosa lección de agradecimiento: “Eres una chica valiente, excelente y luchadora”, “Tu labor es muy valiosa, gracias”, “Tus vecinos queremos agradecer el trabajo que día a día realizas. Cuídate”, “Hoy aplaudimos por ti, gracias por tu labor” y “Fuerza. Todos estamos contigo pase lo que pase. Te queremos mucho. Todo saldrá bien”.

 

 

 

Puede interesarte