Por Constanza Suárez
28 julio, 2020

Juan Miguel Martínez , de 53 años, estuvo 55 días sedado. El enfermero que lo cuidó y curó fue Marc. Formaron una relación de cariño.

La fotografía de un enfermero y su paciente que luchó contra el COVID-19 se volvió viral en las redes sociales. Muchas personas se emocionaron con la imagen.

María Martinez Morales, la hija del paciente, quiso contar la historia detrás y lo hizo en el sitio web de La Vanguardia. En su publicación contó que su padre se llama Juan Miguel Martinez y tiene 53 años. 

Sara Martínez Morales / SMM

El 24 de marzo Juan Miguel ingresó al Hospital de Bellvitge donde supo que tenía neumonía bilateral por coronavirus. El hombre no tenía enfermedades de base. Al día siguiente ya estaba en la UCI y, cinco después, intubado. Pasó 55 días sedado. 

“Después de 111 días salió del hospital e ingresó en el centro sociosanitario Hestia Duran i Reynals para recuperar la movilidad que perdió por culpa de la la inmovilización durante el tiempo que estuvo ingresado en la UCI”.

Unsplash

“La primera vez que pude ir a verle en la UCI solo movía los dedos y fue al sociosanitario sin poder ponerse en pie”, contó María.

Después la hija quiso confidenciar que el abrazo que se muestra en la imagen viralizada es entre su padre y el enfermero Marc que “estuvo curándole y cuidándole”. 

Backgrid

“En la fotografía se ve cómo Marc pidió a mi padre que se pusiera en pie para despedirse de él (todavía tiene dificultades) y así fundirse en un sentido abrazo. Han quedado en que mi padre vuelva de visita, pero, esta vez, andando”, dijo. 

Unsplash

María Martinez también aprovechó su espacio en La Vanguardia para agradecer: “Queremos darle las gracias de todo corazón (también a la auxiliar, Carmen, que le dio muy buenos momentos)”, escribió. 

 

Puede interesarte