Por Diego Aspillaga
27 julio, 2020

Luego de unos días en que parecía que su vida se desmoronaba, Bernardo Núñez (66) agradeció a la fundación Local Hearts, quienes lo ayudaron a ponerse de pie nuevamente, a seguir trabajando y a tener dinero para su tan merecido retiro.

Bernardo Núñez no sabía que hacer. El esforzado vendedor ambulante de 66 años sufrió el robo de su carrito de paletas y de la noche a la mañana se quedó sin ingresos para poder mantener a su familia.

Y si a esto le sumamos el contexto de la pandemia provocada por el coronavirus, su futuro laboral se veía más oscuro que nunca. 

GOFundMe/Bernardo Núñez

Lo que este hombre nunca esperó era que un grupo de buenos samaritanos escucharan sus plegarias e hicieran todo lo que estuviera en sus manos para ayudarlo a levantarse nuevamente. Y fue justo eso lo que sucedió.

Después de que el paletero sufriera el robo de su carrito de helados en Long Beach (California, Estados Unidos), la Fundación Local Hearts -una organización sin fines de lucro fundada por HJ Chong y Tito Rodríguez y cuya misión es retribuir a quienes más lo necesitan en el Gran Los Ángeles-, intervino y sorprendió al vendedor ambulante con una donación de 10 mil dólares y un nuevo carrito de helados.

ABC7 News

«Este es un hombre de 66 años que ha estado vendiendo helados durante más de una década», dijo Tito Rodríguez, cofundador de Local Hearts Foundation, a ABC7 News.

«HJ y yo ideamos este plan para ayudar a los vendedores ambulantes después de haber sido atacados de izquierda a derecha», dijo Rodríguez. «Dijimos: ‘Eso no está bien. Tenemos que encontrar alguna forma de ayudarlos'». Y Bernardo Núñez fue el último beneficiado de sus buenas acciones. 

ABC7 News

Rodríguez recibió un mensaje en Instagram, informándole que un vendedor ambulante en su ciudad natal de Long Beach fue robado recientemente de su carrito de helados.

«Entró en una tienda de 99 centavos para comprar algunas servilletas y cuando salió, su carro se había ido», dijo Rodríguez. «Cuando fui y lo vi, se veía devastado».

Chong y Rodríguez compraron a Nuñez un nuevo carrito de helados y crearon una página GoFundMe a su nombre, recaudando más de 10.000 dólares en cuestión de días.

ABC7 News

«Le dejamos saber, ‘Escucha, no somos nosotros. Esta es la comunidad; más de 300 personas se comprometieron a ayudarte. Comprende que tu contribución de trabajar duro no pasa desapercibida'», dijo Chong a un emocionado Bernardo, quien no podía creer que sus problemas habían desaparecido de la noche a la mañana gracias al gran corazón de estos hombres y a todas las personas que ellos movilizaron.

ABC7 News

Luego de unos días en que parecía que su vida se desmoronaba frente a él, Bernardo Núñez agradece al cielo por la existencia de personas como Tito Rodríguez y HJ Chong, quienes fueron a su auxilio y lo ayudaron a ponerse de pie nuevamente, a seguir trabajando y a tener dinero para su tan merecido retiro. 

Puede interesarte