Por Daniela Morano
18 octubre, 2018

“No las vendas. Regálalas… ¿me prometes que lo harás? Hoy será un buen día”, le dice él.

Con el estado actual del mundo no es fácil sentir esperanzas respecto al futuro o cuando uno sale de su casa y debe enfrentarse a las personas sin saber cuáles son sus intenciones. Hay mal en todos lados, y hay días en los que esa negatividad se siente más que en otros, haciendo de la rutina algo aún más desgastante de lo normal.

Pero no todo es malo. Hay instancias en las que personas que no conocemos cambian el trayecto de un solo día, y si no fuese por las redes sociales, no nos enteraríamos de historias emotivas como la siguiente.

En el metro de Nueva York, uno de los más concurridos del mundo, es fácil ignorar a quienes están alrededor. Especialmente a quienes suben a vender, sea comida, juguetes o flores, como esta mujer.

Un hombre vestido de traje se le acerca a la mujer que vende flores, preguntándole a cuánto vende cada flor y cuántas había en un ramo. Ella le responde que vende una rosa a un dólar, entonces este le pregunta -pero más bien afirmando- que todas las flores serían un total de $140 dólares.

Junkin Media
Junkin Media

De ahí, toma un fajo de billetes y se lo entrega a la mujer, quien comienza a llorar, sin comprender qué esta ocurriendo.

“Tienes que regalarlas. No las vendas. Regálalas… ¿me prometes que lo harás?”, le dice como condición.

Llorando, le promete que lo hará, mientras que el hombre le repite que “este será un buen día”. Otra mujer presente intenta consolar a la vendedora, quien se ve evidentemente emocionada por el gesto de este hombre.

“Creo que lloraba porque se sintió aliviada”, dijo Maria Lopez a Huffington post respecto al encuentro. “Ese pequeño gesto tan humano es enorme. Es un testamento a la falta de amor y generosidad que hay en el mundo. Creo que la gente lo necesita”.

Puede interesarte