Por Alejandro Basulto
10 abril, 2019

A pesar de su origen como inmigrante sin recursos, Nam Nguyen puede decir que ha estudiado en todos los continentes del planeta. Pero este joven asiático quiere llegar aún más lejos: combatir el cambio climático y proteger nuestro mundo.

A sus seis años, el entonces pequeño Nam imaginaba viajar más allá de la pequeña ciudad rural en la que nació al sur de Vietnam. Este niño vietnamita pasaba horas viendo en la televisión documentales sobre los indígenas de Latinoamérica, el frío y los osos polares de la Antártida y de diferentes lugares del mundo que él anhelaba conocer.

Su primer paso hacia este anhelo, fue cuando para su primer año de secundaria, Nguyen emigró a los Estados Unidos junto a su madre y hermana. Desde ese entonces vivía en Kent (Washington), donde siguió sus estudios hasta convertirse en la primera persona que se había graduado de la secundaria y había ido a la universidad en la historia de su familia.

Facebook de Nam Nguyen

Él decidió estudiar en la Universidad del Estado de Washington (WSU), y desde que llegó allá, empezó a solicitar muchas becas y programas de estudios en el extranjero. Vio la oportunidad para cumplir su sueño y no la quiso desaprovechar.

Y no solo ganó una Subvención por Necesidad del Estado, sino que también 130.000 dólares en becas, de diferentes organizaciones y empresas como Council on International Educational Exchange, FedEx, Southwest Airlines y Wells Fargo, con la finalidad de sostener su educación y su sueño.

Facebook de Nam Nguyen

“No hay forma de que pudiéramos pagar mi educación sin la ayuda que nos brindaron estas becas”

-se sincera Nguyen ante la periodista de la WSU.

Y es que este joven vietnamita tuvo que pasar por graves situaciones de desamparo. Desde quedarse en ocasiones sin hogar a tener que comer pan vencido para sobrevivir. Una realidad que cambió abruptamente cuando empezó a viajar por el mundo.

Aún recuerda sus primeros viajes en el tren subterráneo para ir a sus clases en Londres, o la campana que sonaba en la Ciudad del Vaticano, la música alegre del Carnaval de Brasil, el plátano frito típico de Ghana o la inusual sopa de kimchi en Seúl. Hubo un montón de sensaciones que conoció en sus viajes, las cuales nunca podrá olvidar.

Facebook de Nam Nguyen

Nguyen dice que gracias a lo que aprendió de otras culturas, también pudo conocerse mejor a sí mismo y su propia ascendencia. Y quiere que esto se repita en las demás personas. Por eso como estudiante investigador, ha trabajado en un proyecto de investigación que explica por qué algunos lugares de estudio en el extranjero son más elegidos por los estudiantes y qué factores influyen en ello.

Su proyecto ha sido tan bien evaluado, que su investigación la ha presentado en la Conferencia Internacional de Educación de Hawaii en Honolulu; la Cumbre de Educación Superior en la sede de Google y el Centro de Comercio Internacional en Washington DC; y en la Conferencia Nacional de Investigación Universitaria en la Universidad de Harvard. Además de ser aceptada para ser presentada en la Universidad de Stanford, y posteriormente tendrá que viajar a Oldenburg, Alemania, para presentar su proyecto en el Congreso Mundial de Investigación de Pregrado.

Facebook de Nam Nguyen

Nam cumplió sueño de niño, pero todavía quiere más. Por eso participa en la creación del primer programa de estudio en el extranjero para personas LGBTQ+ de WSU y administra el programa “Comprometerse con el mundo”, que motiva a compartir la experiencia internacional y cultura adquirida de uno, en las clases de su universidad, como también en escuelas y centro para personas de tercera edad.

Este joven vietnamita que además dibuja, es fotógrafo y escribe poemas, dio una charla en el TEDx Hanoi 2019, donde contó historias sobre sus viajes. Y en mayo, se le viene otro hito importante, cuando espere graduarse con una doble licenciatura en negocios internacionales y marketing. Conocimientos con los que espera ayudar a combatir el cambio climático y proteger su amado planeta.

 

 

Puede interesarte