Por Alejandro Basulto
13 agosto, 2019

Un hombre que no conocía la llamó «Marina» y lo encontró extraño porque su nombre es Marissa. Más tarde entendería la raíz de la confusión.

Los reencuentros familiares son momentos hermosos, que dan espacios a motivadoras novelas y a películas que son capaces de sacar más de una lágrima. Sea el reencontrarse con el padre, madre, hijo o hermano, es un gran hito en la vida de las personas protagonistas, que marca un antes y un después. Y que también ayuda a sanar heridas que dolieron durante años.

KMJS

Y alguien que puede decir que le ocurrió aquello, es la empleada doméstica Marissa, quien se desempeñaba en Metro Manila, en Fipilinas, cuando su empleador le solicitó trasladarse a Aklan, para socorrer a su padre. Primera vez que visitaba esa provincia y cuando la recorría para conocerla, un hombre le llamó «Marina», creyendo ella que se había confundido con su nombre «Marissa«.

KMJS

Pero lo que le deparaba a Marissa iba a cambiar su vida. Debido a que según consigna KMJS, ella tenía una hermana gemela llamada Marina, con quien era inseparable en su niñez. Lo que cambió cuando su padre se casó con otra mujer, la que resultó provocando que su hermana Marina huyera de la casa.

KMJS

Mientras tanto, Marissa seguía conociendo la ciudad, acercándose aún más a su nuevo empleador, quien le dio un estatus definitivo en la ciudad. Todo esto sin saber que vería después de décadas a su hermana gemela, por quien se escapó para seguirla, pero nunca pudiéndose reencontrar. Aún cuando ya ambas tenían sus propias familias.

KMJS

Fue así como pasaron los años hasta convertirse en décadas, sin saber la una de la otra, ni de su otro hermano y padre, quienes se habían ido de la ciudad. Pero finalmente, gracias al programa de televisión llamado Kapuso Mo, Jessica Soho, lograron reencontrarse entre lágrimas. Un momento que emocionó a toda la audiencia y que permitió que dos hermanas que desde pequeñas era muy unidas, volvieran a juntarse para nunca más separarse.

 

 

Puede interesarte