Por Camilo Morales
4 agosto, 2022

Pratiksha Tondwalkar fue ascendida varios puestos en el State Bank of India y terminó su carrera universitaria mientras trabajaba. Ahora, a 2 años de jubilarse, quiere usar ese conocimiento para ayudar a las mujeres que quieren buscar empleo.

Dicen que la vida da muchas vueltas y que nunca se sabe con lo que las personas se encontrarán en su futuro. Hay veces en que el rumbo en la vida de alguien puede cambiar drásticamente ya sea por sus propias decisiones, como también por cuotas de azar.

Algo parecido puede contar Pratiksha Tondwalkar, una mujer proveniente de la India de 55 años que quedó viuda cuando tenía 20 años y de ahí en adelante su vida se complicó pero luego dio un esperanzador vuelco.

Pixabay

Según información de India Times, Pratiksha tuvo muchas dificultades para conseguir trabajo ya que no tenía calificaciones adecuadas para los distintos puestos. Así, comenzó a trabajar de barrandera para mantener a su familia.

Ese esfuerzo le permitió sacar adelante sus estudios y completar su educación, mientras se dedicaba a hacer el aseo en una gran compañía llamada SBI.

State Bank of India

Esos años dedicándolos a trabajar y a la crianza de sus hijos fueron notados por sus superiores, quienes no dudaron en ascenderla al puesto de oficinista en un par de años. Pratiksha tenía su espacio propio de trabajo y ya no tenía que dedicarse a barrer. 

La mujer siguió motivada en perseverar y evolucionar en su trabajo, así que en un par de años fue ascendida dos veces y con ese sueldo pudo matricularse en una universidad nocturna en su ciudad natal, Mumbai.

Pixabay

Sus compañeros también notaron que estaba cien por ciento dedicada a completar más etapas de su educación, así que la ayudaron mientras estudiaba y en 1995 consiguió una licenciatura en psicología.

Finalmente, la suerte le sonrió y logró uno de sus sueños: llegó a convertirse en subgerente general de la empresa a la que entró siendo barrendera hace un par de décadas atrás.

Pratiksha Tondwalkar/SBI

Ahora le quedan dos años para jubilarse, pero planea usar sus títulos y su conocimiento para ayudar a las demás mujeres que tienen que hacer frente al machismo y a la pobreza para poder salir adelante.

Cuando miro hacia atrás en mi viaje todo me parecía imposible, pero estoy contenta de haberlo logrado“, cerró.

Puede interesarte