Por Moisés Valenzuela
5 noviembre, 2018

A los 30 años su esposo y sus hijos la abandonaron, pero no se rindió hasta ver a su hermano libre.

La historia de Betty Anne Waters es digna de ser contada. Con 30 años, dos hijos y un trabajo como garzona, decidió terminar la escuela.

Y si ya eso es valorable, espera a que sepas la razón: su hermano fue encarcelado injustamente y ella volvió a estudiar sólo para convertirse en abogada y lograr sacarlo de prisión.

Innocence Project

En 1983, Kenny Watters fue declarado culpable del asesinato de su vecina. En casa, todos sabían que él era inocente. Sobre todo Betty.

Sin embargo, la sentencia fue pronunciada y el joven fue puesto tras las rejas.

“Hubo muchos momentos difíciles desde que fue declarado culpable porque todos esperábamos que volviera a casa ese día. Pensé que sólo los culpables iban a la cárcel y sabía que él era inocente”, dijo Betty a The Sun.

Innocence Project

En la cárcel, Kenny intentó suicidarse. Aunque falló en el intento, sabía que no resistiría mucho más encerrado. Por ello, en una conversación con su hermana le dijo que ella era la única capaz de sacarlo; que tenía que volver a la escuela y ser su abogada sin importar cuánto tiempo le tomara. 

Betty prometió que lo haría.

Innocence Project

El primer paso de la mujer fue terminar la secundaria: se inscribió en un colegio local y comenzó un largo camino que se transformó en 12 años de esfuerzo. 

Su marido la dejó y sus hijos se fueron con él en el primer año de estudio. A pesar de que sabía que hacía lo correcto, Betty insiste en que fue “el peor y más solitario momento de su vida”.

Innocence Project

Finalmente, tras largos años de dedicación, Betty obtuvo su título en derecho y se convirtió en la abogada defensora del caso de su hermano. Tiempo después, junto a un colega lograron recopilar pruebas de ADN de la escena del crimen y probaron que estas no coincidían con las del culpable. 

Después de 18 años en prisión, Kenny fue liberado.

City Pages

A pesar de que todo fue un éxito, Kenny falleció seis meses después tras caer de una pared y golpear su cabeza contra el suelo. Sin embargo, todos aseguran que fueron los mejores últimos seis meses que pudo pasar.

De todos modos, la historia de esfuerzo de Betty es impresionante. Tanto, que todo lo que vivió para liberar a su hermano fue llevado a la pantalla grande en 2010. La cinta, titulada con su nombre, relató los años de perseverancia de esta mujer que, aun con todo en contra, no dejo de luchar por ver a su hermano libre.

Filmaffinity

 

Puede interesarte