Por Elena Cortés
13 septiembre, 2017

¡No todas las cosas son resbalosas mientras que están mojadas!

Una de las partes más divertidas y placenteras de tener sexo es que puedes inventar e intentar nuevas maneras y lugares donde hacerlo. Claro está que no todas esas veces las cosas saldrán de la manera más sexy, o que puedas cumplir esas expectativas que te creaste después de una película o algo así. De cualquier forma hay que disfrutar de cada uno de estos instantes.

Esta vez hablaremos de 13 cosas que debes de saber antes de intentar tener sexo en la ducha. 

1. Nunca será igual que en las películas

Mara Parra/UPSOCL

2. A menos que vivas en una mansión, tu ducha probablemente sea diseñada para 1 persona

Mara Parra/UPSOCL

3. No tendrá sentido llevar lubricante a la ducha

Mara Parra/UPSOCL

4. No, probablemente tu novio no pueda cargarte y tirarte contra la pared con el agua haciéndolos resbalar a cada rato

Mara Parra/UPSOCL

5. Cualquier intento de sexo oral puede terminar en alguno de los dos atragantándose o ahogándose

Mara Parra/UPSOCL

6. Te volverás muy consciente de todos esos cochinos rincones de tu ducha

Mara Parra/UPSOCL

7. No podrás probar muchas posiciones, solo un par

Mara Parra/UPSOCL

8. Aunque no lo creas, de repente sudes

Mara Parra/UPSOCL

9. No es tan económico como parece

Mara Parra/UPSOCL

10. Después de tener sexo en la ducha, tendrás que seguir mojándote pero, esta vez para bañarte de verdad

Mara Parra/UPSOCL

11. Realmente no hay una manera correcta o incorrecta de tener sexo en la ducha

Mara Parra/UPSOCL

12. Está bien jugar un rato ahí para después tener sexo en otro lado

Mara Parra/UPSOCL

13. ¿Lo mejor de todo esto? Podrás reírte y pasarlo genial con tu novio(a) mientras que lo intentas


A seguir disfrutando.

Puede interesarte