Por Daniela Morano
11 octubre, 2017

Y al parecer tener relaciones durante tu periodo podrían hacer que tu hijo sea pelirrojo.

Si hay un tema que es tabú entre todas es la menstruación. Nadie se atreve a hablar de ella, especialmente los hombres. A muchos les da asco y prefieren hacer como que esa parte en la vida de la mujer, tan dolorosa y desagradable para una, no existe. Quizás por eso es que durante la época medieval existían tantas mentiras en relación a ella. Aunque probablemente muchos y muchas sigan creyéndolas.

Algunas son ridículas, y otras simplemente la realidad.

1. Como que en la época medieval, algunas mujeres ocupaban trozos de tela como toallas higiénicas.

Women in England in the Middle Ages

«¿Alguna señorita un tampón, de casualidad?

No señorita querida aún no han sido inventados».


2. Los llamaban «trapos» o «paño».

Rogier van der Weyden

«Esto sería un buen paño un día».


3. A veces el paño se desprendía y todos podían ver bueno, todo.

Jean Miélot, Jean Le Tavernier (illuminator), La Vie et Miracles de Nostre Dame

4. Algunas personas (hombres) pensaban que la sangre menstrual era venenosa y podía hacer el vino amargo, que las cosechas se pudieran y que los perros se volvieran locos.

Wikimedia

5. Muchos «expertos» consideraban la menstruación una enfermedad.

Hugo Van Der Goes

Para Hippocrates, a quienes muchos le creían, la menstruación era la causa del estilo de vida sedentario de las mujeres. Por esto les sobraría sangre y tendrían que botarla de alguna manera.


6. Si a una mujer no le llegaba la menstruación un mes, sugerían sacarles sangre por sus venas.

badnewsaboutchristianity.com

«Quizás sientas un cosquilleo».


7. Si siendo mujer no tenía un paño, simplemente dejabas que la sangre manchara toda tu ropa.

amnh.org

«Me sentaré acá con mi unicornio durante unos días».


8. El color rojo se hizo muy común para esconder posibles manchas.

Barthélemy d’Eyck

«Qué raro que nos hayamos sincronizado todas».


9. Era común que llevaran nuez moscada o flores secas en una bolsita para esconder el olor de la tela manchada.

Joris Hoefnagel

10. Algunas mujeres incluso ocupaban musgo como paño.

Tacuinum Sanitatis

«¿Si vas a comprar más tarde podrías traerme algo de musgo fresco?».


11. Otro método era quemar una rana y ocupar sus cenizas en una bolsita amarrada a su cintura.

hypnogoria.blogspot.co.uk

12. Si a una niña no le llegaba la menstruación, los médicos le decían que insertara un trozo de tela remojado en pepinos y leche dentro de su vagina.

Wikimedia

13. Y si tenías relaciones durante tu periodo, y quedabas embarazada, tu hijo sería pelirrojo.

Birth of Jacob and Esau, Hague, Maitre Francois (illuminator), c. 1475

«¿Acaso hizo el acto durante su periodo señorita?».


Puede interesarte