Por Josefa Del Real
10 julio, 2017

Algunas son DEMASIADO asquerosas.

Es hora de aceptar que no siempre eres de esas chicas que siempre luce perfecta. Que te encanta andar despeinada por la casa, con esas calzas sueltas, y camisetas extra grande que por nada del mundo usarías con tu sostén. Que en invierno, después del trabajo, no hay nada mejor que llegar y entrar la cama con un tazón con algo caliente acompañado de una buena serie.

Algunas son tan asquerosas que cuenta imaginar que alguien tenga el valor de hacerlo. Ahora es tiempo de reírnos un poco de las cosas, que muchas veces, las chicas hacen en la intimidad.

1. Usar el mismo sostén al menos una semana


2. Usar ese sostén cerca de 6 semanas porque es el único que es más cómodo. Y nunca lo lavas. Obviamente.

Macarena Salinas/UPSOCL

Esto es demasiado asqueroso para ser cierto.


3. Usar viejos sostenes que claramente ya no son de tu talla. No puedes aceptar separarte de ellos.


4. Poner AL FIN tu sostén en la cesta de ropa sucia. ¡OH NOOO ESPEREN!

Es broma. Lo sacas nuevamente porque es EL ÚNICO CÓMODO QUE TIENES.


5. Examinar cuidadosamente tu tampón. Después que estuvo dentro de ti.

Macarena Salinas/UPSOCL

6. Y darte cuenta que esa “sangre” es demasiado diferente a lo que dicen ser un “periodo” normal


7. Hacer lo mismo que haces con tu tampón, con tu toallita higiénica.


8. Que tus vello púbico queden pegados en el pegamento de las “alitas” de tus toallitas higiénicas.

Macarena Salinas/UPSOCL

NOOOOOO.


9. Disfrutar reventando los pelos encarnados de tu cuerpo


10. Tener una cita bastante larga con tus pelos encarnados y la pinza. Ojo, acá la luz es primordial.


11. Hacer enormes piezas de arte en la pared, con el cabello que se te cae en la ducha

Es lo mejor, reconozcámoslo. Después de cerrar la llave de la ducha, no olviden hacer una bola y botarlos a la basura. Por favor, gracias.


12. Sacar los pelos que se quedan atascados en la grieta de la ducha, no es tan molestoso como parece.


13. Tocar tu pubis de la manera menos sexy de la vida

Macarena Salinas/UPSOCL

14. Tener un par de tijeras que solo ocupas para recortar tus vellos púbicos


15. O solo agarrar la primera tijera que encuentras por ahí para recortarlos sin que nadie se entere


16. Recortarlos mientras estás sentada con las piernas bien abiertas en el inodoro, e impresionarte con todo lo que puedes recortar.


17. Y te asustas demasiado cuando pasas a llevar una parte que no debiste recortar.

Oh no. Ouch.


18. Quitar todo tu vello púbico y volverte loca a verla totalmente depilada


19. Después de quitar todo tus vellos, te das cuenta que escondía un rollo abdominal que no sabías que existía.


20. Tener tu pubis depilada y disfrutar de la brisa.


21. Estar agradecida de estar completamente depilada. Pero minutos más tarde te arrepientes porque pareces un bebé agrandado.


22. Usar esas viejas bragas que tienen grietas. Sí, puedes ver tu pubis entre ellos.


23. Usar esas grietas para hacer una cola de pony con tus vellos púbicos


24. Pensar secretamente que eso se ve muy bien

Macarena Salinas/UPSOCL

25. Comerte la comida que se ha caído entre tu escote

Macarena Salinas/UPSOCL

26. Usar tu sostén como bolsillo, porque sabemos que los bolsillos de nuestros pantalones no sirven de mucho

Así NADIE podrá sacarte lo que tienes guardado.


27. Guardar algo en tu sostén y solo recordar que lo guardaste ahí, cuando llegaste a casa y te lo sacaste.


28. Sacarte el sostén sin sacarte la camiseta


29. Y lo haces casi todos los días cuando vuelves a casa PORQUE ES LO MEJOR DEL MUNDO

Macarena Salinas/UPSOCL

30. Depilarte las piernas sólo cuando sabes que podrían ser parte de un show


31. Y solo depilar las partes que pueden ser parte del show

Macarena Salinas/UPSOCL

32. Depilar tus dedos


33. Olvidar depilar tus dedos

Macarena Salinas/UPSOCL

34. Sentirte un poco insultada, pero a la vez feliz, cuando te depilan los dedos sin que te lo pregunten


35. Jugar con tus pechos frente al espejo


36. Juntar tus pechos y desear que algún sostén las deje tan perfectas como lo hacen tus manos


37. Subir tus pechos bien arriba con las manos, para ver cómo se hubiesen visto si usaras un corset, como el de las mujeres de antaño

Macarena Salinas/UPSOCL

38. Echarlas hacia abajo, para ver lo lejos que pueden llegar


39. Saltar para ver como tus pechos bailan a su ritmo


40. Sacar los pelos que aparecen en tus pezones

Macarena Salinas/UPSOCL

41. Y los que aparecen en tu ombligo también


42. Secar cierta parte en invierno…

Macarena Salinas/UPSOCL

43. Llamar a tu mejor amiga por Facetime cuando estás en ese mismo instante

Y decirle lo que estás haciendo específicamente.  Mientras le haces un balance de tu día.


44. Y tratar de sacar todo lo que hay en tus intestinos, aunque aún no quieran salir


45. Contemplar toda la caca en el inodoro y sentir el olor. Solo para corroborar que todo está en orden

Macarena Salinas/UPSOCL

¿Agregarías algo más?